Desde Nueva Delhi (AFP)

El Supremo indio sacraliza el derecho a la vida privada

El Tribunal Supremo indio dictaminó este jueves que los indios gozan del derecho constitucional a la vida privada, un veredicto con consecuencias para el sistema biométrico defendido por el gobierno, con datos de más de 1.000 millones de personas.

India, constitución, derechos, internet
- AFP/
Anterior Siguiente

El Tribunal Supremo indio dictaminó este jueves que los indios gozan del derecho constitucional a la vida privada, un veredicto con consecuencias para el sistema biométrico defendido por el gobierno, con datos de más de 1.000 millones de personas.

"El derecho al respeto de la vida privada es una parte intrínseca del artículo 21 (de la Constitución) que protege la vida y la libertad", declaró de forma unánime un grupo de nueve jueces al pronunciarse sobre una demanda contra la gigantesca base nacional de datos biométricos (huellas dactilares, iris, etc...) Aadhaar.

El gobierno sostiene que Aadhaar es una importante herramienta para el desarrollo del país.

El derecho a la vida privada no estaba explícitamente reconocido en India y el gobierno del primer ministro, Narendra Modi, se oponía a tal reconocimiento.

El Tribunal Supremo debía dictaminar si la Constitución, vigente desde hace 77 años, garantiza a los 1.125 millones de indios un derecho inalienable a la vida privada, que la Carta Magna no menciona explícitamente.

Los demandantes sostenían que ese derecho estaba implícito.

El gobierno alegaba, por su parte, que el derecho a la vida privada es menos importante que el de las masas en asuntos de salud, acceso al agua y a una vida digna.

Según el gobierno, reconocer el derecho inalienable a la vida privada obstaculiza su trabajo a favor del desarrollo del país al limitar sus medios de acción.

Creada en 2009, la base de datos Aadhaar tiene en su registro a más de 1.100 millones de indios.

Sus detractores consideran que constituye un peligro potencial para las libertades civiles.

"Se trata de una gran victoria para los ciudadanos indios", se congratuló el abogado Prashant Bhushan, que representó a los demandantes ante el Tribunal Supremo.

La ley Aadhaar otorga al estado poderes de vigilancia inaceptables, sostuvo Udayaditya Banerjee, otro de los abogados que la impugnan.

"Una de las premisas para desafiar a Aadhaar era que estaba violando la privacidad de los individuos", dijo a los periodistas fuera del tribunal.

"Siempre creímos que teníamos derecho a la privacidad y hoy el Tribunal Supremo lo declaró inequívocamente", agregó.

La decisión de este jueves concernía solamente la cuestión de la constitucionalidad de la vida privada.

El Tribunal Supremo debe ahora pronunciarse sobre la legalidad de la bases de datos Aadhaar.

- Ramificaciones -

En un principio, la inscripción en Aadhaar era voluntaria y estaba destinada a tramitar los documentos de identidad, pero con el tiempo se volvió obligatoria para una cantidad creciente de servicios como el cobro de subsidios públicos, el pago de impuestos y la apertura de una cuenta bancaria.

Para los defensores de la privacidad, la centralización creciente de esa base de datos constituye una posible violación de la vida privada.

"Si usted tiene el mismo número de identificación en cada base de datos, para los pasajes, el teléfono, el banco, cualquiera en el ministerio del Interior o en los servicios de inteligencia podrá extraer informaciones sobre mi persona", explicaba recientemente a la AFP Reetika Khera, profesora de economía en el Instituto Indio de Tecnología (ITT) de Nueva Delhi, crítica con Aadhaar.

Más allá del caso de Aadhaar, esta decisión podría tener un efecto dominó y reabrir varias sentencias emblemáticas, entre ellas la que tiene que ver con la penalización de la homosexualidad, estima la prensa india.

La decisión del Tribunal Supremo va a ser una de las "más importantes en el mundo este año", afirmaron hace unos días Eben Moglen y Mishi Choudhary, dos defensores de la libertad digital, en una tribuna publicada en el diario Times of India.

"En función del resultado de la deliberación del Tribunal Supremo, India puede encabezar las democracias que reconocen y protegen el derecho fundamental de sus ciudadanos al respeto de su vida privada o caer del lado de las sociedades despóticas que lo destruyen", escribían.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos