Desde Davos (Suiza) (AFP)

El riesgo de nuevas crisis de la deuda preocupa en Davos

El endeudamiento, un arma necesaria en tiempos de incertidumbre económica, ha alcanzado niveles preocupantes en todo el mundo a medida que aumentan las tasas de interés, una situación que preocupa en Davos por el riesgo de futuras "crisis de la deuda".

Suiza, deuda, diplomacia, economía, bancos, quiebra
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, y el gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, en una mesa redonda del Foro Económico Mundial, el 23 de mayo de 2022 en Davos, Suiza - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El endeudamiento, un arma necesaria en tiempos de incertidumbre económica, ha alcanzado niveles preocupantes en todo el mundo a medida que aumentan las tasas de interés, una situación que preocupa en Davos por el riesgo de futuras "crisis de la deuda".

La deuda pública se acerca al 120% del PIB en los países avanzados, dijo el miércoles la número dos del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath. Y ha "aumentado significativamente" entre los países emergentes y en desarrollo.

Más de la mitad de los países de bajos ingresos ya están en "apuros" o corren un alto riesgo de estarlo, advirtió en uno de los debates del Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra esta semana en Davos.

"Es cierto que podríamos ver una intensificación de estas situaciones de dificultad", dijo Gopinath, pero por ahora descartó un escenario de "crisis de la deuda" global, un mes y medio después del impago de Sri Lanka.

La deuda pública ha crecido sobre todo con las dos últimas grandes crisis mundiales: la financiera en 2007-2008 con la crisis de las "subprime", y luego la sanitaria del covid-19.

"Este es un problema económico más importante para el futuro que casi todo lo que hemos hablado", dijo en Davos el multimillonario estadounidense David Rubenstein, fundador del fondo de inversión Carlyle, por delante de los riesgos de recesión, la subida de los precios de los alimentos o los problemas de la cadenas de suministro.

Según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), con sede en Washington, la deuda pública y privada, tanto de las empresas como de los hogares, alcanzó en el primer trimestre la cifra récord de 305 billones de dólares.

Tras años de tasas de interés bajas, los bancos centrales empezaron a subirlos para contrarrestar la inflación, lo que aumenta los costes de los préstamos de las empresas y de los gobiernos, que siguen gastando mucho para apoyar sus economías.

- "Cambio radical" -

"El endeudamiento tiene ahora un coste", dijo el lunes en Davos el gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, pese a que hasta hace muy poco pedir prestado no costaba casi nada.

"Se trata de un cambio radical", aseguró.

Los países emergentes, tradicionalmente muy debilitados por las subidas de las tasas de interés, especialmente de Estados Unidos, parecen estar menos amenazados esta vez, y muchos expertos señalan que la deuda en divisas de esos Estados es menor que en el pasado y que hay más reservas de divisas.

Sin embargo, para los países más frágiles, los riesgos de impago son mucho mayores, dijo el miércoles en Davos Patrick Khulekani, director del Banco de Desarrollo de África Austral.

"Nos preocupa mucho que esto ocurra", apuntó, señalando la magnitud de la deuda de los hogares y las empresas y los precios de los alimentos que "están pasando factura".

Para tratar de ayudar a los países más frágiles, la comunidad internacional lleva meses intentando movilizar "derechos especiales de giro", una especie de moneda creada por el FMI, para aliviar parte de su carga, al tiempo que propone suspensiones de sus pagos de deuda.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos