Desde Castillo de Elmau (Alemania) (AFP)

El G7 muestra su firmeza ante Moscú y su unidad frente al terrorismo

Los dirigentes del G7 reafirmarán este lunes en Alemania su unidad frente al terrorismo y a las crisis internacionales, al cierre de una cumbre donde Rusia estuvo presente a pesar de su exclusión por su papel en el conflicto en Ucrania.

Alemania, G7, cumbre, Ucrania, Rusia, conflicto, Irak, clima
Los dirigentes del G7 se reúnen en una cumbre en el castillo de Elmau, en el sur de Alemania, el 8 de junio de 2015 - AFP/POOL/AFP
Anterior Siguiente

Los dirigentes del G7 reafirmarán este lunes en Alemania su unidad frente al terrorismo y a las crisis internacionales, al cierre de una cumbre donde Rusia estuvo presente a pesar de su exclusión por su papel en el conflicto en Ucrania.

El comunicado final de la reunión en el castillo bávaro de Elmau (sur) debería reproducir los mensajes de firmeza que los occidentales pronunciaron el domingo sobre un mantenimiento de las sanciones contra Moscú, un mensaje directo para el presidente ruso, Vladimir Putin. "Parto de la base de que enviaremos una señal de unidad" en este asunto, predijo la canciller alemana, Angela Merkel, el domingo por la noche en una entrevista en televisión.

Durante la primera jornada del encuentro organizado en los Alpes bávaros, el presidente estadounidense, Barack Obama, y Merkel estimaron que las sanciones debían mantenerse hasta que Rusia respete "la soberanía ucraniana". La Casa Blanca mostró su "acuerdo" total con Berlín sobre "el hecho de que la duración de las sanciones debería estar claramente en relación con la puesta en marcha completa de los acuerdos de Minsk por parte de Rusia".

Ucrania y, en menor medida, las negociaciones de Grecia con sus acreedores internacionales eclipsaron el domingo la agenda oficial del foro, que reúne a Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón. La crisis griega podría regresar de nuevo al orden del día de este lunes con la presencia prevista de la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. "Todos somos de la opinión de que aún nos queda trabajo por delante", advirtió Merkel.

- Difícil negociación sobre el clima -

La cumbre de las siete potencias industriales debe consagrar una buena parte de su última jornada a los debates sobre la lucha contra el terrorismo y sobre la ayuda al desarrollo, con la participación de seis jefes de Estado y de gobierno de Oriente Medio y África.

El nuevo presidente nigeriano, Muhamadu Buhari, es uno de los más esperados, tras decretar que la lucha contra el grupo islamista Boko Haram sería su prioridad.

El G7 también debe analizar de nuevo, en presencia del primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak y en Siria. La coalición internacional liderada por Estados Unidos, cuya estrategia calificó de "fracaso" Abadi, mostró el martes su apoyo al plan iraquí de reconquista de territorios perdidos, al tiempo que pidió reformas políticas a Bagdad. Un año después del inicio de la ofensiva del EI, Irak se encuentra cada vez más devastada por un ciclo continuo de violencia, tensiones interconfesionales y tragedias humanitarias.

Los mandatarios internacionales iniciarán este lunes sus discusiones sobre el asunto del clima. En este sentido, el comunicado final podría representar una señal importante, en un sentido o en otro, de cara a la conferencia internacional de la ONU sobre clima prevista en diciembre en París. Los europeos se muestran determinados a obtener de sus socios compromisos ambiciosos sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y sobre la limitación del uso de energías fósiles. Para ello, deberán desactivar las reticencias de Japón y Canadá.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos