Desde Cayenne (AFP)

Despegó cohete Ariane que pondrá en órbita un satélite brasileño

Un cohete Ariane 5 destinado a poner en órbita un satélite brasileño y otro surcoreano despegó este jueves de la base espacial de Kuru en Guayana Francesa, constató la AFP.

Brasil, Francia, espacio
Imagen del último lanzamiento de un cohete Ariane 5, que tuvo lugar el 14 de febrero de 2017 en la Guayana francesa - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un cohete Ariane 5 destinado a poner en órbita un satélite brasileño y otro surcoreano despegó este jueves de la base espacial de Kuru en Guayana Francesa, constató la AFP.

El lanzamiento se produjo hacia las 18H51 locales (21H51 GMT), poco más de una hora después de lo previsto y tras ser postergado en marzo pasado a causa de disturbios sociales en ese territorio francés de ultramar.

El acceso al Centro Espacial Guayanés (CSG) fue desbloqueado el 22 de abril tras más de un mes de movilizaciones sociales.

El cohete europeo debe colocar en órbita dos satélites. El primero, SGDC, para el operador brasileño Telebras S.A., tiene un doble uso: militar y civil.

Está destinado a garantizar la comunicación segura por satélite de las fuerzas armadas y el gobierno, y a la vez suministrar servicios de comunicación de banda ancha a territorios aislados de Brasil.

"Con esto vamos a democratizar el fenómeno digital en nuestro país, ya que la banda ancha va a llegar a todos los rincones de Brasil", afirmó ante periodistas el presidente Michel Temer, que acompañó el lanzamiento desde un centro de la Fuerza Aérea en Brasilia.

De acuerdo con el gobierno, el satélite permitirá blindar las comunicaciones militares y ampliar la capacidad de las Fuerzas Armadas en operaciones en fronteras terrestres, de rescate en altamar, así como mejorar el control del espacio aéreo del gigante sudamericano.

"Es el primer satélite operado completamente por brasileños y permitirá nuestra soberanía e independencia", destacó por su parte el ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann.

El proyecto costó a Brasil más de 2.700 millones de reales (unos 875 millones de dólares).

El satélite estará posicionado a casi 36.000 km de la superficie terrestre y funcionará a partir de mediados de junio, informó la Fuerza Aérea brasileña.

El otro satélite, KOREASAT-7, del operador coreano Ktsat, tiene como objetivo mejorar la banda ancha y la cobertura en Corea del Sur, Filipinas, India e Indonesia.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos