Desde La Paz (AFP)

"Chalecos amarillos" limpian la basura de La Paz tras accidente de relleno sanitario

Tras el colapso del vertedero de basura de La Paz, el miércoles pasado, un ejército de "chalecos amarillos" de la municipalidad se ha puesto manos a la obra para limpiar la basura de la capital boliviana que amenaza con convertirse en un problema de salud para su millón de habitantes.

Bolivia, medioambiente, basura
Un trabajador municipal colecta basura en La Paz, Bolivia, el 21 de enero de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Tras el colapso del vertedero de basura de La Paz, el miércoles pasado, un ejército de "chalecos amarillos" de la municipalidad se ha puesto manos a la obra para limpiar la basura de la capital boliviana que amenaza con convertirse en un problema de salud para su millón de habitantes.

Según los expertos, cerca de 50.000 toneladas de basura se amontonan en las empinadas calles de esta ciudad altiplánica desde el fin de semana, luego que los vecinos del relleno sanitario de Alpacoma, en la ladera sudoeste de La Paz, cerraran el paso de los camiones de la basura.

La rotura de una celda de almacenamiento de residuos sólidos dio al derramamiento de 850 mil metros cúbicos de desechos por una explanada deshabitada. Pero los vecinos quieren que el botadero se vaya a otro lugar.

"Se trata de un deslizamiento de magnitud, pero la situación está controlada", aseguró este lunes el alcalde de La Paz, Luis Revilla, enfundado en el uniforme institucional del municipio de La Paz que es un chaleco amarillo.

noticia
Luego del colapso del vertedero de basura de La Paz, la municipalidad tuvo que poner a disposición a un ejército de trabajadores para combatir el problema (AFP/AFP)

Los vecinos de barrios aledaños al lugar del siniestro se quejan de malos olores por lo que le impiden el paso a los camiones que van a depositar la basura a Alpacoma y exigen que se la lleven a otra parte.

- Alerta sanitaria -

El Ministerio de Salud declaró "alerta sanitaria y desastre medioambiental" tras el vertido de basura.

Sin embargo, el alcalde de La Paz, un opositor al presidente Evo Morales, aseguró que "ni los lixiviados ni la basura han contaminado el río" Achocalla, que pasa cerca del lugar del colapso.



Revilla dijo que el corte del único acceso al botadero de Alpacoma, en las afueras de La Paz, "no sólo es injusto y abusivo" sino "un bloqueo político". Según el alcalde paceño son sectores afines al gobierno los que promueven la protesta en su contra con fines políticos.

Revilla es uno de los jóvenes líderes contrarios a que el presidente Evo Morales, en el poder desde 2006, se postule a un cuarto mandato consecutivo, inédito en Bolivia, en las elecciones generales de octubre próximo.

- "Chalecos amarillos" vs. basura -

En combate contra la basura en lugares inapropiados, unos mil "chalecos amarillos" de la alcaldía han retirado de las calles el fin de semana "aproximadamente 40 toneladas de residuos sólidos", reportó Giovani Jemio, director de una unidad del gobierno municipal de La Paz.

En medio de la emergencia, "el trabajo de los 'chalecos amarillos' continuará los próximos días, priorizando las zonas más complicadas, sobre todo las vías troncales de la urbe, para la recolección y acopio de residuos", explicó Jemio.

El experto independiente en manejo de residuos sólidos, Jaime Jiménez, alertó de que la ciudad está al borde del colapso. "Quiero pedir a todos los pobladores cercanos a Alpacoma que dejemos entrar la maquinaria porque tenemos 50 mil toneladas que están infectando la salud de la población", imploró.

Según Jiménez, el relleno sanitario de Alpacoma, considerado en 2016 como un modelo en su género, "puede tener tecnología de punta, pero el terreno no es el apropiado". El depósito tiene una vida útil hasta 2025.

El relleno, distante a 14 kilómetros de La Paz, ocupa una extensión de 40 hectáreas, donde hay plantas de tratamiento de residuos sólidos y de líquidos lixiviados.

#Bolivia #Medioambiente #Basura


Te puede interesar