Desde LIMA (AFP)

2014 se perfila como el año más caluroso desde que hay registro

El año 2014 puede convertirse en el más caluroso desde que se recopilan datos si continúan las altas temperaturas que propiciaron inundaciones y sequías extremas en el mundo, anunció este miércoles la agencia meteorológica de la ONU.

ONU, clima, medioambiente, meteorología
Imagen satelital térmica del 28 de abril de 2010 de la NASA - AFP/NASA/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El año 2014 puede convertirse en el más caluroso desde que se recopilan datos si continúan las altas temperaturas que propiciaron inundaciones y sequías extremas en el mundo, anunció este miércoles la agencia meteorológica de la ONU.

"Si noviembre y diciembre mantienen la misma tendencia [que de enero a octubre], entonces 2014 será probablemente el más caluroso jamás registrado, por delante de 2010, 2005 y 1998", señala la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en un informe publicado en Lima, donde se lleva a cabo desde el lunes la Conferencia de Cambio Climático.

El récord posible de temperatura promedio en la superficie terrestre "se debe en gran medida a temperaturas récord en la superficie de los océanos, que van a seguir siendo probablemente superiores a lo normal hasta fin de año", agrega la OMM.

"Temperaturas elevadas en la superficie de los océanos, combinadas a otros factores, contribuyeron a lluvias e inundaciones excepcionales en varios países y a sequías extremas en otros", precisa.

noticia
2014 podría ser el año más caluroso de la historia (AFP/AFP)

En los 10 primeros meses del año, la temperatura promedio de la Tierra fue 0,57°C más alta que el promedio de 14°C del periodo 1961-1990.

Según la OMM, las altas temperaturas de enero a octubre se registraron en un año sin fenómeno El Niño, un calentamiento cíclico de las aguas del Pacífico tropical que perturba el ciclo habitual de las precipitaciones.

En 2014, los expertos de la organización recuerdan, por ejemplo, que 12 grandes tormentas golpearon el Reino Unido entre enero y febrero: el invierno británico fue el más lluvioso jamás registrado, con precipitaciones correspondientes a 177% de la media.

En mayo, las inundaciones devastadoras que golpearon Serbia, Bosnia Herzegovina y Croacia afectaron a más de dos millones de personas; en septiembre, el sur de los Balcanes recibió el 250% del promedio mensual de precipitaciones, y algunas partes de Turquía el 500%.

El sur de Francia a mediados de septiembre y Marruecos en noviembre también registraron lluvias inhabituales que que provocaron inundaciones.

- Un futuro más inhóspito -

Según Michel Jarraud, secretario general de la OMM, "lo que hemos visto en 2014 es coherente con lo que esperamos de un clima que está cambiando. Récords de temperatura combinados con lluvias torrenciales destruyeron numerosos hábitats y arruinaron vidas", declaró el responsable en un comunicado.

"Las emisiones de gas de efecto invernadero récord y las concentraciones atmosféricas que van a la par, llevan al planeta hacia un futuro más incierto e inhóspito", comentó Michel Jarraud.

Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Clima (IPCC), publicado a principios de noviembre, las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera son actualmente las más elevadas en 800.000 años.

Este aumento de las concentraciones está alimentado por emisiones de gases de efecto invernadero (CO2, metano, protáxido de nitrógeno) que no cesan de crecer (+2,2% en 2012), debido a actividades humanas (producción de energía, deforestación, agricultura, procesos industriales, etc.).

Lo que está en juego en las negociaciones internacionales sobre el clima, que continuarán hasta el 12 de diciembre en Lima, es alcanzar un acuerdo a finales de 2015 que comprometa a todos los países a una reducción de los gases de efecto invernadero para limitar los efectos del calentamiento global y los desajustes resultantes.

Christiana Figueres, la secretaria ejecutiva de Naciones Unidas para el Cambio Climático, citada en el comunicado de la OMM, reafirmó la constatación de los científicos: "Nuestro clima está cambiando y cada año aumentan los riesgos de acontecimientos extremos y su impacto sobre la Humanidad".

Si 2014 puede ser el año más caluroso desde 1880, cuando empezaron a recopilarse los datos de temperaturas, el número de ciclones se ha reducido desde enero.

La OMM registró 72 tormentas tropicales (con vientos de más de 63 km/h), una cifra inferior al promedio de 1989-2010 (89).





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos