Complejo Arqueológico El Brujo en Magdalena De Cao

Se trata de uno de los complejos arqueológicos de mayor importancia en la costa norte del Perú. Fue construido en el periodo Precerámico, hace 5000 años. El brujo consta de 3 grandes edificaciones: la Huaca prieta, la Huaca Cortada y la Huaca de Cao Viejo, que nos ofrece unos magníficos frisos policromos en relieve, que son únicos entre los restos mochicas y murales con una amplia gama de colores y diseños. Cada una de estas pirámides llegan a medir hasta los 30 m de altura en 1.5 km de extensión.


Complejo Arqueológico El Brujo

Visite su Web Novedades en Facebook

 

Complejo Arqueológico El Brujo
Ubicación: Se ubica en la margen derecha del valle Chicama, junto al litoral, distrito de Magdalena de Cao, en la provincia liberteña de Ascope.
La Libertad - Perú
Teléfonos: Lima:            (01) 611-4343 anexo 127 
El Brujo:       939326240
Tienda Cao: 990303730
E-mail: info@elbrujo.pe
info.elbrujo@fundacionwiese.com
Web: www.elbrujo.pe
Facebook: www.facebook.com/ComplejoArqueologicoElBrujo
   
Horario de Visita
Lunes a domingo: 9:00am. a 5:00pm.
   
Tarifas
Adultos: S/  10.00
Estudiantes de educación superior, jubilados: S/    5.00
Escolares y niños hasta 12 años: S/    1.00

 

Descripción

En este lufgar se encuentran las pirámides de adobe conocidas como El Brujo, que encierra en su interior más de 4,500 años.

Este lugar ha sido ocupado desde el Arcaico con huaca Prieta (2,500 a.C) con una ocupación contínua hasta la llegada de los españoles donde se erigió una iglesia fundada por los padres Dominicos junto a una importante población de la época conocida como Cao.

Durante la ocupación Moche (0 - 650 d.C.) el complejo había cumplido la función más importante como eje progresista consagrada a actividades urbano ceremoniales para las élites y deidades más importantes en este valle.

El complejo arqueológico está constituido por la Huaca Prieta en el extremo sur, la huaca Cao Viejo y la huaca El Brujo son las estructuras más prominentes del sitio, donde también existe un importante número de montículos menores, cementerios y áreas domésticas de diversos períodos, distribuídos sobre una plataforma geológica de forma triangular, la cual tiene una extensión aproximada de 1.2 km2, rodeada por el Norte, Sur y Este con pequeñas albuferas y tierras de cultivo, y por el Oeste con el balneario de punta Prieta y la playa El Brujo.


El flanco norte corresponde al frontis principal, el cual presentaba un gran número de pozos de huaqueo para el saqueo de un importante cementerio de la ocupación Lambayeque, en donde se dejo disperso gran cantidad de restos culturales como textiles, vegetales, restos óseos humanos y de camélidos junto a cerámica de estilo Lambayeque. Estas evidencias estuvieron dentro de las capas de escombros y rellenos que cubrían la arquitectura Moche.

Para el valle de Chicama es la primera vez que se investigan contextos asociados de entierros humanos para la cultura Lambayeque o Sicán habiéndose registrado más de 300 hasta la actualidad.

Lo más saltante de la arquitectura en la huaca Cao Viejo son los impresionantes relieves policromos, en las cuales se ha representado o escenificado en paneles con personajes desnudos atados por el cuello con una soga, conocidos como "prisioneros" los que avanzan de oeste a este; detrás de ellos siguen varios guerreros portando sus armas.


HUACA CAO

Gracias al Proyecto Arqueológico El Brujo, la Huaca Cao pasó de ser un montículo sin forma a ser considerado el centro ceremonial más importante del Valle de Chicama. Esta pirámide Mochica es en realidad la suma de cuatro templos superpuestos, cada uno enterrado ceremonialmente, a lo largo de cinco siglos, para darle paso a un nuevo templo, una nueva era. Los Mochica sepultaron en este edificio a la más alta jerarquía; el más impresionante de estos entierros es el de la Señora de Cao –la primera gobernante mujer que se ha descubierto en la arqueología peruana– que ha asombrado al mundo por sus fastuosos atavíos, la pompa con que fue enterrada y su asombroso estado de conservación. Los enigmáticos tatuajes con los que está cubierta su piel, preservada con cinabrio, abrieron una página de la historia del Perú hasta entonces desconocida.

HUACA PRIETA

En 1946 Junius Bird viajó desde Nueva York, como parte del Proyecto Valle de Virú, para estudiar lo que para ojos comunes era un simple montículo. Allí, en Huaca Prieta, descubrió las huellas de los más antiguos vestigios de plantas domesticadas del Perú, además de restos de las primeras viviendas del valle –casitas semisubterráneas de paredes de canto rodado y techos de costillas de ballena– y artefactos cotidianos, como cestas decoradas con hilos de colores, tejidos de algodón, redes, mates decorados y artículos de hueso. Al aplicar por primera vez en el país el método del carbono 14, Bird constató que estas evidencias, que dató alrededor del 2300 a.C., precedían las de Chavín en mil quinientos años.


EL POZO CEREMONIAL

Un pozo de 3.40 m. de diámetro, con cuarenta peldaños que descienden en espiral más de doce metros hasta llegar a un espejo de agua, está entre las más enigmáticas construcciones del Complejo Arqueológico El Brujo. Posiblemente utilizado para rituales y observaciones astronómicas, el pozo fue enterrado ceremonialmente; en el relleno fueron hallados fragmentos de cerámica Gallinazo y Moche y huesos de 15 individuos. En el fondo se encontró, entre otras ofrendas, los restos de un hombre y una vértebra de ballena decorada. Recientemente se ha descubierto un segundo pozo en espiral.


LAS TINAJAS

En esta área se ha hallado dos cementerios Mochica, una plataforma funeraria, una cocina y un área doméstica, además de la gran cantidad de tinajas enterradas con la boca al nivel del piso– que le han dado su nombre. Dos estaban selladas; una contenía una llama con una sola pata, la otra un ser humano sin manos.

 

LA SEÑORA DE CAO

Una joven madre de piel tatuada, cubierta de joyas y de los símbolos de poder de la poderosa cultura Mochica, envuelta en un fardo elaborado y protegida por cuatro acompañantes en su viaje al más allá, fue hallada en el 2006 en la Huaca Cao, en el Complejo Arqueológico El Brujo. El hallazgo conmocionó al mundo, y no solo porque nunca antes se había encontrado evidencias que señalaran con tal certeza que en el Perú prehispánico hubo gobernantes mujeres; además, se trataba de un contexto funerario intacto y de un cuerpo increíblemente preservado, que resolvía innumerables preguntas sobre los Mochica y al mismo tiempo presentaba nuevos enigmas sobre las antiguas culturas de la Costa Norte.

Fuente: [Fundación Wiese] [Mincetur]

 


 

 

 




johanna casana de peru trujillo, el 17/09/2013 - 08:37 PM

muy bueno.....pero falta un pokito mas jejejejeje


Otros Lugares cercanos »

Complejo Arqueológico de Tarmatambo »

Son construcciones de barro y piedra dispuestos en las laderas de un cerro y que constituían el principal centro de administración Inca de esta zona.

Complejo Arqueológico de Tarawasi »

Conocido también con el nombre de Limatambo, la tradición histórica señala que este lugar fue mandado a construir por el inca Pacahacutec con el objeto de establecer un tambo de descanso en la zona, en el camino hacia la zona del Chinchaysuyo (oriente). Presenta una gran plataforma con muros de piedra labrada y unida en un estilo tipo celular, construida también en granito. Se observan también un altar de piedra ("usnu"), andenes agrícolas con su repectiva fuente y canal de irrigación.

Complejo Arqueológico de Uyo Uyo »

Uyo Uyo es una ciudadela preinca que albergó a los antiguos pobladores del valle del Colca y que por razones que aún son materia de investigación fue desocupada, pero los vestigios dejados denotan que fue una ciudad de gran importancia de la zona.

Cueva de Lauricocha »

En esta cueva se encuentran los restos humanos más antiguos del Perú: se calcula que fueron enterrados en el 9525 a.C. Resultan ser los mejores testimonios del proceso de poblamiento del Perú.

Koricancha »

Fue unos de los más venerados y respetados templos de la ciudad. "El recinto de oro", como era conocido, era un lugar sagrado donde se rendía pleitesía al máximo dios inca: el INTI, por lo que sólo podían entrar en ayunas, descalzos y con una carga en la espalda en señal de humildad, según lo indicaba el sacerdote mayor Wilaq Umo.

Ciudad Sagrada de Caral »

Caral-Supe representa a la civilización más antigua de América, desarrollada casi simultáneamente con las de Mesopotamia, Egipto, India y China. Es una ciudad que pertenece al período precerámico. Cubre un área aproximada de 66 ha (se cree que en determinado momento la ciudad albergó alrededor de 3000 hab), las construcciones son de diversa magnitud y función.