Día de la Educación Inclusiva

La Educación Inclusiva tiene cada 16 de octubre, un motivo más para que ser revalorado, pues busca darle igualdad de educación a las personas con discapacidad.

Categoría: 16 de octubre - Día de la Educación InclusivaNacional

DePeru.com | 16 de octubre



 

Mediante Resolución Ministerial Nº 0580-2005 se aprobó la Directiva N° 006-2005 VMGP que declara el 16 de octubre de cada año como Día de la Educación Inclusiva en el Perú.

Durante esta jornada, diversas instituciones educativas, Direcciones Regionales de Educación y Unidades de Gestión Educativa Local buscan incentivar espacios de encuentro para revalorar el rol de las personas con discapacidad en la sociedad.

La Educación Inclusiva ofrece a los niños, niñas y personas adultas con capacidades diferentes, la oportunidad de desafiar los prejuicios y desarrollar la confianza en sí mismas como para hablar en su propio nombre y construir su propio futuro, conjuntamente con los demás.

La Educación Inclusiva busca que niños y niñas de distintas comunidades, aprendan de manera independiente sobre sus condiciones personales, sociales o culturales incluídos aquellos que presentan diferentes capacidades. Son escuelas que no imponen requisitos de entrada o mecanismos de selección o discriminación de ningçun tipo, educando en igualdad de oportunidades.

En este tipo de educación, los alumnos son beneficiados con enseñanzas adoptadas según a sus necesidades y les permite desafiar los prejuicios, ganar una mayor confianza en si mismos para que puedan construír su propio futuro y participar en el crecimiento de una sociedad libre de discriminación.

El mayor impulso para la Educación Inclusiva fue dado por la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales en Salamanca-España (1994): Cada niño tiene características, intereses, capacidades y necesidades que le son propias; si el derecho a la educación significa algo, se deben diseñar sistemas educativos y se deben desarrollar programas educativos de modo que tengan en cuenta toda la gama de esas diferentes características y necesidades que presentan. 

La educación inclusiva no es simplemente una reforma de la educación especial ni es una escuela que educa a algunos niños y niñas con discapacidad. La educación inclusiva significa reducir barreras al aprendizaje y la participación y desarrollar escuelas regulares capaces de satisfacer las necesidades de todos los alumnos y alumnas. Es, en verdad, parte de un movimiento más amplio por una sociedad más justa para todos sus ciudadanos.

La educación inclusiva aspira a habilitar las escuelas para que sean capaces de acoger y responder a las necesidades de todos sus alumnos y de promover una vida en comunidad y de participación; ser un espacio de apertura, que alienta el sentido de pertenencia, que motive la participación activa de todos sus miembros en la vida institucional y favorezca el apoyo individual para desarrollar al máximo las potencialidades de los estudiantes. Este enfoque de la educación reconoce y valora la diversidad en el espacio escolar, la misma que se expresa en los diferentes estilos, ritmos, capacidades y necesidades que los estudiantes tienen frente a su aprendizaje. Lo cual ha significado la transformación progresiva del sistema educativo en sus políticas, culturas y prácticas.

Este proceso ha exigido un esfuerzo conjunto y permanente de la comunidad educativa para remover las barreras, movilizar recursos y diseñar distintas estrategias que respondan a las necesidades educativas especiales de las personas con discapacidad.