La metáfora

La metáfora es una de las figuras retóricas más empleadas en el español. Se caracteriza por dos descripciones diferentes, una real y otra imaginaria.


Ejemplo:

''Sus ojos son dos luceros'' se compone de dos partes: La primera es una imagen real (sus ojos). La segunda parte es irreal o metafórica.

Existen diferentes tipos de metáfora:

 

 
Tipo Concepto
Metáfora común Es denominada también como metáfora simple. En ella se relaciona en forma directa el término real con el irreal. Ejemplo: Tus ojos son dos luceros, el Río Amazonas es un listón plateado, su padre es un manojo de nervios.
Metáfora de complemento preposicional En este tipo, la imagen real se encuentra unidad a la irreal mediante el uso de una preposición. Ejemplo: Labios de miel, ojos de cristal, el azote del aire.
Metáfora pura En ella aparece solamente la imagen irreal, lo que quiere decir, el término que designa a la imagen real queda oculto en las expresiones con metáforas puras. Ejemplo: La llama que late en su pecho, flecha alada.
Metáfora aposicional Se caracterizan en que no existe un nexo entre los términos reales e imaginarios. Ejemplo: Las palabras, guantes grises (Octavio Paz)
Metáfora negativa Posee siempre un adverbio de negación. Ejemplo: Soles, no ojos: No es el infierno, es la calle,
Metáfora sinestésica Describe la confusión percibida por diferentes sentidos corporales. Ejemplos: Áspero ruido; suave melodía.