Cálculos Renales

También conocida como piedras en los riñones son piezas de material sólido que se forman en el riñón debido a sustancias presentes en la orina. Estas sustancias normalmente se encuentran en la orina y no causan problemas a niveles más bajos.


Lectura .
Anterior Siguiente

abc


 

Cálculos Renales

Una piedra puede permanecer en el riñón o descender por las vías urinarias. El tamaño de las piedras en los riñones varía. Una piedra pequeña puede salir sola, causando poco o nada de dolor. Una piedra más grande puede atascarse en las vías urinarias. Una piedra atascada puede obstruir el flujo de orina y provocar dolor o sangrado intensos.


Causa para la formación de piedras en los riñones

Las piedras en los riñones son provocadas por niveles altos de calcio, oxalato y fósforo en la orina. Algunos alimentos pueden causar piedras en los riñones en algunas personas. Usted puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si tiene:

  • una afección que altera los niveles de sustancias en la orina y puede hacer que se formen piedras
  • antecedentes familiares de piedras en los riñones
  • infecciones reiteradas, o recurrentes, de las vías urinarias
  • bloqueo de las vías urinarias 
  • problemas digestivos

También puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si no bebe suficiente líquido o si toma ciertos medicamentos.


Tipos de piedras en los riñones

Los médicos han encontrado cuatro tipos principales de piedras en los riñones:

  • Los tipos más habituales de piedras contienen calcio. El calcio es una parte normal de una dieta sana. El calcio que no es utilizado por los huesos y los músculos se dirige a los riñones. En la mayoría de las personas, los riñones eliminan el exceso de calcio con el resto de la orina. Las personas que tienen piedras de calcio retienen el calcio en los riñones. El calcio que se retiene se une a otros productos de desecho para formar una piedra. Las personas pueden tener piedras de oxalato de calcio y de fosfato de calcio. Las piedras de oxalato de calcio son más habituales.
  • Se puede formar una piedra de ácido úrico cuando la orina contiene demasiado ácido. Las personas que comen mucha carne, pescado y mariscos pueden desarrollar piedras de ácido úrico.
  • Después de sufrir una infección urinaria, se puede formar una piedra de estruvita.
  • Las piedras de cistina se producen por un trastorno genético, lo que significa que es un problema que se transmite de padres a hijos. El trastorno provoca que se filtre cistina a la orina a través de los riñones.


Aspecto de las piedras en los riñones

El tamaño y la forma de las piedras en los riñones varían. Las piedras pueden ser tan pequeñas como un grano de arena o tan grandes como una perla. Algunas piedras incluso pueden llegar a ser del tamaño de pelotas de golf. Las piedras pueden ser lisas o espiculadas y suelen ser amarillas o marrones.


Síntomas de piedras en los riñones

Es posible que tenga una piedra en el riñón si:

  • siente dolor al orinar
  • ve sangre en la orina
  • siente un dolor agudo en la espalda o la parte baja del abdomen (el área entre el pecho y las caderas)

El dolor puede durar poco o mucho. Puede tener náuseas y vómitos que acompañen al dolor. Si tiene una pequeña piedra que sale por sí misma fácilmente, es posible que no tenga ningún síntoma.


¿Cuándo acudir o llamar a un médico?

Debe ir o llamar a un médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • dolor extremo en la espalda o la parte inferior del abdomen que no desaparece
  • sangre en la orina
  • fiebre y escalofríos
  • vómitos
  • orina que tiene mal olor o es de aspecto turbio
  • dolor al orinar

Estos problemas pueden indicar que usted tiene una piedra en los riñones o una afección más grave.


Tratamiento para liminar las piedras en los riñones

El tratamiento de las piedras en los riñones en general depende de su tamaño y composición. Las piedras en los riñones las puede tratar su médico habitual o un urólogo (un médico especializado en las vías urinarias). Tal vez necesite tratamiento si tiene síntomas o si una piedra renal obstruye las vías urinarias. Por lo general, no se necesita tratamiento para las piedras pequeñas. De todos modos, tal vez necesite medicamentos para el dolor. También debe beber mucho líquido para ayudar a que la piedra se desplace. Si tiene vómitos a menudo o no bebe suficiente líquido, es posible que deba ir al hospital para que le administren líquidos mediante una aguja en el brazo.

Si tiene una piedra grande en los riñones o una obstrucción de las vías urinarias, el urólogo puede extraer la piedra o partirla en trozos más pequeños con los siguientes tratamientos:

  • Litotricia por ondas de choque. El urólogo puede usar una máquina con ondas de choque para aplastar la piedra en el riñón. Las ondas de choque pasan de la máquina a su cuerpo. Los trozos más pequeños de la piedra luego pueden pasar por las vías urinarias.
  • Ureteroscopía. El urólogo utiliza un instrumento largo similar a un tubo llamado ureteroscopio, que tiene un dispositivo ocular para hallar la piedra. El instrumento se inserta por la uretra y se pasa por la vejiga hasta llegar al uréter. Una vez que se halla la piedra, el urólogo puede extraerla o puede partirla en trozos más pequeños con energía láser.
  • Nefrolitotomía percutánea. El urólogo usa un instrumento de visualización delgado como un cable, que se llama nefroscopio, para localizar y eliminar la piedra. La herramienta se inserta directamente en el riñón a través de un pequeño corte que se hace en la espalda. En el caso de piedras más grandes, también se pueden usar ondas de choque para partir la piedra en trozos más pequeños.


Prevención en la alimentación

Puede ayudar a prevenir las piedras en los riñones debe hacer cambios en las cantidades que consume de los siguientes elementos:

  • líquidos
  • sodio
  • proteína animal
  • calcio
  • oxalato

Beber la cantidad suficiente de líquido todos los días es la mejor manera de ayudar a prevenir la mayoría de los tipos de piedras en los riñones. Debe beber entre 2 y 3 litros de líquido por día. Si tuvo piedras de cistina, es posible que deba beber incluso más. Aunque el agua es lo mejor, otros líquidos también pueden servir para prevenir las piedras en los riñones, como las bebidas cítricas.

Fuente: [www.niddk.nih.gov]

 




Te puede interesar



Este sitio usa imágenes de Depositphotos