Desde Bruselas (AFP)

UE advierte sobre incertezas por acuerdo posbrexit, aunque Johnson sigue optimista

El negociador de la UE para un acuerdo posbrexit, Michel Barnier, advirtió este miércoles a diplomáticos europeos que el éxito de las negociaciones sigue siendo incierto en una semana decisiva, aunque el primer ministro Boris Johnson se mantiene optimista

UE, GB, Brexit, comercio, diplomacia
Michel Barnier (izq) y una colaboradora caminan hacia un centro de reuniones el 2 de diciembre de 2020 en Londres - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El negociador de la UE para un acuerdo posbrexit, Michel Barnier, advirtió este miércoles a diplomáticos europeos que el éxito de las negociaciones sigue siendo incierto en una semana decisiva, aunque el primer ministro Boris Johnson se mantiene optimista

Europeos y británicos mantuvieron el miércoles una nueva jornada de negociaciones para tratar de allanar el camino a un acuerdo sobre como funcionará la relación a partir del 1 de enero de 2021.

Cualquier eventual acuerdo aún tendría que ser ratificado por las partes antes del 31 de diciembre, en menos de un mes, después de un complicado proceso de revisión legal y traducción.

Esta desesperada carrera contra el reloj, sin embargo, sigue trabada por diferencias que, a pesar de los esfuerzos, siguen siendo insalvables.

Barnier mantuvo este miércoles videoconferencias con los embajadores europeos ante la UE y posteriormente con una comisión específica del Parlamento Europeo, para transmitir sus impresiones sobre el estado actual de las negociaciones en la capital británica.

De acuerdo con fuentes coincidentes, el mensaje transmitido por Barnier es que la suerte de las negociaciones sigue siendo incierta, aunque todas las partes señalen que esta semana podría ser el momento crucial.

"Las negociaciones en Londres son intensas, pero hasta este momento es aún incierto si los negociadores podrán superar las diferencias", dijo un diplomático, citando a Barnier.

Según el principal negociador de Bruselas, citado por otro diplomático, se acerca el momento del "todo o nada". Un diplomático europeo mencionó que Barnier podría estar "en el límite de lo que le permite su mandato" como negociador.

Por su lado, el gobierno británico indicó que el primer ministro, Boris Johnson, se mantiene "optimista" sobre las posibilidades de un acuerdo, aunque también se sentiría cómodo en caso de un colapso de las conversaciones.

Johnson se siente "optimista pero siempre ha dicho que también se siente confiado y cómodo sin un acuerdo", dijo una portavoz del gobierno británico.

- Frustración -

En su encuentro con embajadores europeos ante la UE, Barnier "no ha podido decir si en los próximos días estarán reunidas las condiciones para un acuerdo", señaló un interlocutor.

De acuerdo con las fuentes, de la conversación con Barnier se tornó evidente que las horas que restan hasta la noche del jueves serían decisivas para la suerte de las negociaciones.

El camino a un acuerdo sigue bloqueado por diferencias en tres temas: derechos pesqueros, competición y ayudas estatales, y gestión legal de la futura relación, en particular la solución de controversias.

Según versiones coincidentes, en el contacto de este miércoles varios embajadores también expresaron a Barnier cierta frustración por el estancamiento de las negociaciones.

En especial, el nerviosismo se hizo más evidente entre los Estados europeos más afectados por las diferencias relativas a los derechos pesqueros, como Francia, Dinamarca, Holanda o Bélgica.

Estos países temen que la UE haga demasiadas concesiones en este aspecto para desbloquear las conversaciones y llegar a un acuerdo.

Para agravar la situación, los integrantes del Parlamento Europeo no esconden su insatisfacción con la aparente convicción generalizada de que la ratificación sería un trámite fácil.

"El escrutinio democrático no es negociable", advirtió el eurodiputado alemán David McAllister.

En ausencia de un entendimiento, a partir del 1 de enero de 2021 las relaciones pasarían a ser regidas por las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Ante este calendario cada vez más insostenible, voces diplomáticas refuerzan la opción de concentrarse en un buen acuerdo, sin presiones de calendario.

Caso no haya un acuerdo aprobado y ratificado al 1 de enero, las relaciones entre la UE y el Reino Unido serán regidas por las normas de Organización Mundial de Comercio (OMC), un escenario que todas las partes señalan que es necesario evitar.




Te puede interesar