Desde Londres (AFP)

Ryanair y sus pilotos, sacudidos por turbulencias

Ryanair enfrenta una movilización inédita de sus pilotos, excedidos por sus métodos de gestión, apenas un mes después de protestas de pasajeros indignados por una ola de anulación de vuelos.

Irlanda, aviación, trabajo, social
En una empresa que no reconoce ningún sindicato, numerosos pilotos manifiestan a través de las redes sociales desde hace semanas su descontento - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Ryanair enfrenta una movilización inédita de sus pilotos, excedidos por sus métodos de gestión, apenas un mes después de protestas de pasajeros indignados por una ola de anulación de vuelos.

La supresión de miles de vuelos de la compañía aérea de bajo costo provocó airadas protestas. También es síntoma del malestar menos ruidoso pero persistente de las tripulaciones del primer transportador de pasajeros de Europa.

En una empresa que no reconoce ningún sindicato, numerosos pilotos manifiestan a través de las redes sociales desde hace semanas su descontento con una dirección a la que acusan de despreciarlos y a la que piden dialogar.

La AFP ha contactado a varios pilotos, algunos en funciones en Ryanair y otros que acaban de dejar la empresa beneficiados por la gran demanda mundial de aviadores.

"Hay claramente una hemorragia de pilotos. Se van porque están hartos de ser tratados como números", confía a la AFP bajo cubierta de anonimato un excopiloto de Ryanair, recientemente contratado por otra compañía, denunciando "un régimen de terror por parte de la dirección".

El director general de la compañía, el controvertido Michael O'Leary, ha explicado las anulaciones de vuelos a causa de un problema de 'planning' de vacaciones. Pero, según el copiloto, "el problema se incubaba y una simple chispa encendió la pólvora".

Solicitada por la AFP, la dirección de la compañía desmiente esas "acusaciones mentirosas", y subraya que representantes del personal son elegidos en las 86 bases donde operan los aviones de Ryanair, con el objetivo de negociar "sin temor" a represalias.

Sin embargo, la utilización de estos Comités de Representación del Personal (ERC) como interlocutores exclusivos de la dirección es vivamente contestada.

Los pilotos activos en el sitio Aviation Professionnals Unite aseguran haber enviado al patrón de Ryanair una carta de 60 ERC reclamando la creación de una instancia paneuropea, que represente al conjunto de los pilotos. La dirección denuncia al respecto "una carta anónima", "enviada por pilotos de los sindicatos de la competencia".

Ryanair destaca haber propuesto una mejora de las remuneraciones de varios miles de euros anuales, y sus pilotos ganarían "20% más que los de la competencia", Jet2 y Norwegian.

- Dirección detestada -

Pero, más allá de los salarios, los pilotos insisten en las dificultades de las condiciones y relaciones de trabajo en la empresa.

"El problema no es de tipo financiero para la mayoría de los pilotos. Es sobre todo que el sistema engendra fatiga y desmotivación", explica un experimentado comandante de Ryanair, que gana 5.400 euros netos por mes. Dos ERC (uno importante, el de Stansted en Londres), por su parte, rechazaron las propuestas de la dirección.

Como otros, este comandante denunció un sistema a dos niveles para los 4.000 pilotos: por un lado aquellos contratados directamente en sus países de base, y otros reclutados en tanto "empresarios", utilizando estructuras jurídicas 'ad-hoc' del Derecho irlandés.

Ryanair afirma hacer lo mismo que la competencia de bajo costo, pero este comandante denuncia una "barbarie social", que prospera en "las zonas grises del sistema europeo". Los pilotos "empresarios" no tienen cobertura médica ni jubilación como sus colegas del primer grupo.

"He visto a muchachos fatigados, enfermos, tomar los mandos de un avión", advierte. Pero la compañía, ofuscada, responde que nadie, "pilota enfermo (...) ni pierde dinero en caso de baja médica".

Todos los entrevistados confiaron a la AFP que la dirección es odiada por los empleados, sean pilotos, azafatas, personal de tierra o administrativo. Un excomandante afirma que en Ryanair "eres un costo", y que en la competencia recuperó "el orgullo" por su profesión.

Los pilotos solicitaron el anonimato, con excepción de Imelda Comer, una comandante que tenía base en Dublín, pero que abandonó la empresa hace una década, y se propuso como interlocutora.

Comer. en carta a O'Leary, escribió que "las ofertas que hace (Ryanair) no fueron negociadas con nadie, no responden a las inquietudes, llevan a la confusión y no cubren a todos los pilotos".

La dirección dijo que no responderá a "cartas de una piloto que renunció".

Este jueves, el movimiento European Cockpit Association lanzó una campaña de financiación participativa para apoyar a los pilotos perjudicados por estas prácticas en compañías sin instancias globales de representación.

"Todos los pilotos son libres de abandonar Ryanair si así lo desean", retruca la compañía. "Reclutamos 910 pilotos desde comienzos de 2017 y tenemos 2.500 pilotos calificados en lista de espera...", añade.

En este contexto, O'Leary confió que la compañía recuperará como director de operaciones a Peter Bellew, quien dirigía Malaysia Airlines desde hace años. Asegurando que "realizará una transformación importante en la manera de recompensar a los pilotos y mejorar su entorno de trabajo".

#Irlanda #Aviación #Trabajo #Social


Te puede interesar


Quantcast