Desde Milán (AFP)

Roma espera el veredicto de S&P después de Moody's y tensiones con Bruselas

Italia espera este viernes el veredicto de la agencia Standard & Poor's, que podría bajar su perspectiva, tal como lo hizo la casa de notación Moody's, cuando protagoniza tensiones con Bruselas sobre su presupuesto.

Italia, UE, finanzas, presupuesto
Partidarios del movimiento político antisistema Cinco Estrellas (M5E) asisten a la reunión de dos días Italia 5 Stelle en el Autódromo de Imola, Italia, el 18 de octubre de 2015. - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Italia espera este viernes el veredicto de la agencia Standard & Poor's, que podría bajar su perspectiva, tal como lo hizo la casa de notación Moody's, cuando protagoniza tensiones con Bruselas sobre su presupuesto.

La coalición gobernante, formada por la ultraderechista Liga y la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), optó por un presupuesto contra la austeridad, pronosticando un déficit del 2,4% del PIB para el 2019 contra el 0,8% prometido por el anterior gobierno de centro-izquierda.

Bruselas rechazó el martes el borrador de presupuesto, denunciando "una clara desviación, neta, aceptada y hasta reivindicada" de las normas europeas.

Los observadores están divididos sobre lo que S&P podría decidir. Algunos, como el economista Erik Nielsen, de UniCredit, calculan una disminución de la perspectiva con un mantenimiento de la nota BBB, mientras que otros, como Matthew Grouès, encargado de estrategia de Lazard Brothers Management, estiman que S&P tomará la misma decisión de Moody's.

Según ellos, el mercado en cualquier caso ya ha optado en gran medida entre las dos hipótesis.

El 19 de octubre, preocupado por la ley de presupuestos de Roma, Moody's, bajó la calificación de la deuda soberana de Baa2 a Baa3.

- A un paso de los "bonos basura" -

Italia descendió al último nivel de la categoría para el sector inversión, es decir emisores de nivel medio pero capaces de cumplir con sus obligaciones. Sin embargo está a un paso de la categoría especulativa, es decir de bonos basura.

Moody's adelantó que la perspectiva es estable, lo que significa que no va a ser degradada nuevamente en los próximos meses. Una decisión que fue recibida con alivio por los mercados.

La agencia revisó la calificación de 12 bancos italianos e instituciones financieras, incluido Unicredit y seis grupos, centre ellos el coloso Eni.

"Al proponer un presupuesto financiado en gran parte por el déficit, se ha generado un conflicto tanto con la Comisión Europea como con los mercados", afirmaron los analistas de Fidelity International, Andrea Iannelli y Alberto Chiandetti.

Desde mediados de mayo, fecha del inicio de las negociaciones para la formación de la coalición Liga-M5E, la Bolsa de Milán ha perdido un 22%, y el diferencial entre las tasas de endeudamiento de Italia y Alemania se ha más que duplicado, pasando de 150 a 309 el jueves.

El sector bancario, que cuenta en su cartera con 372.000 millones de euros de deuda soberana italiana, según el Banco Central, fue el más afectado.

Los mercados y la Comisión Europea están preocupados por el presupuesto italiano porque el país tiene una enorme deuda de 2,3 billones de euros, lo que corresponde al 131% de su PIB, mientras que el resto de Europa se fijó el límite del 60%.

Roma tiene plazo hasta el 13 de noviembre para presentar un presupuesto revisado a Bruselas, de lo contrario está sujeta a un "procedimiento de déficit excesivo", que podría dar lugar a sanciones económicas.

- "Solución común" -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, adelantó el jueves que "confía" en la posibilidad de un acuerdo.

Por ahora Bruselas rechaza todo choque frontal. "Es muy importante que el diálogo continúe ... y yo no voy a ser la persona que interrumpe ese diálogo", advirtió el miércoles el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en declaraciones a la AFP.

"Debemos encontrar una solución común porque Italia está en el corazón de la eurozona" y "no veo a Italia sin Europa", dijo.

Sin embargo, los dos líderes de la coalición de gobierno, Matteo Salvini (Liga) y Luigi Di Maio (M5E), no tienen la intención de ceder ni de una pulgada.

"Las cartas que envía Bruselas, las abrimos, porque somos educados. Las leemos, las contestamos, pero no vamos a cambiar ni una coma de la ley de finanzas", advirtió Salvini.

"La economía italiana está sana" y el presupuesto que hemos presentado "la fortalece e impulsa la creación de nuevos empleos", dijo.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos