Desde Pekín (AFP)

Negociadores de EEUU en Pekín para diálogos sobre guerra comercial

Los negociadores estadounidenses debían iniciar las conversaciones con sus homólogos chinos el lunes por la mañana en Pekín para tratar de poner fin a la guerra comercial entre las dos primeras economías del mundo.

China, US, trade
El representante adjunto de Estados Unidos para el Comercio, Jeffrey Gerrish, responsable de los negociadores estadounidenses en las discusiones con China, en Pekín - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Los negociadores estadounidenses debían iniciar las conversaciones con sus homólogos chinos el lunes por la mañana en Pekín para tratar de poner fin a la guerra comercial entre las dos primeras economías del mundo.

Una delegación encabezada por el representante adjunto para el Comercio, Jeffrey Gerrish, dejó su hotel y no hizo declaraciones a los periodistas que cubrían esta sesión de negociaciones, la primera desde el encuentro de los presidentes de ambos países a principios de diciembre en Buenos Aires.

Chinos y estadounidenses se mantuvieron discretos acerca de las discusiones, y ni siquiera revelaron dónde se iban a llevar a cabo. Pekín se limitó a precisar el viernes que tendrían lugar este lunes y martes.

Cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se reunieron en Argentina, acordaron un plazo de tres meses, hasta principios de marzo, para intentar poner fin a su enfrentamiento comercial.

"Creo que conseguiremos un acuerdo con China",, declaró el presidente estadounidense el viernes. "Ya veremos qué ocurre, nunca se sabe con una negociación", matizó.

"Tenemos una masiva negociación comercial en curso con China. El presidente Xi está muy involucrado, yo también. Estamos negociando a los más altos niveles y nos está yendo muy bien", dijo.

No aportó ningún detalle sobre el contenido de las discusiones ni sobre eventuales progresos.

Además de Guerrish, la delegación estadounidense incluye a representantes de los departamentos de Agricultura y de Energía, de la Casa Blanca, del Tesoro y del departamento de Estado.

Desde la cumbre de Buenos Aires, se han registrado varios gestos de reconciliación. Así, el 1 de enero China anunció la suspensión, por tres meses, de los aranceles impuestos a los vehículos y a las piezas de automóviles importadas de Estados Unidos, y encargó grandes cantidades de soja estadounidense, además de aprobar la importación de arroz estadounidense.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos