Desde Fráncfort (AFP)

Lufthansa aumenta su beneficio neto gracias al precio del petróleo

El gigante europeo de transporte aéreo Lufthansa registró en 2015 un aumento importante de su beneficio neto, gracias sobre todo a la caída del precio del petróleo y pese a las huelgas y al accidente de su compañía Germanwings.

Alemania, dividendos, transporte, empresas, aviación, accidente
El logotipo de la aerolínea alemana Lufthansa en el ala de un avión estacionado en el aeropuerto de Fráncfort, fotografiado el 6 de noviembre de 2015, durante una huelga de asistentes de vuelo - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gigante europeo de transporte aéreo Lufthansa registró en 2015 un aumento importante de su beneficio neto, gracias sobre todo a la caída del precio del petróleo y pese a las huelgas y al accidente de su compañía Germanwings.

El "2015 fue para Lufthansa un año difícil emocionalmente a causa de la catástrofe de Germanwings", declaró el presidente ejecutivo del grupo, Carsten Spohr, citado en un comunicado para presentar los resultados anuales.

El año pasado, Lufthansa también tuvo que hacer frente a numerosas huelgas. En noviembre, se llevó a a cabo la huelga más larga de la historia de la compañía.

Pese a estas circunstancias, "2015 fue un buen año en el plan económico", estimó Spohr. El beneficio neto de Lufthansa pasó de 55 millones de euros en el 2014 a unos 1.700 millones de euros, bajo el efecto del precio reducido del petróleo y de una mejora de su actividad de pasajeros.

Lufthansa volverá a pagar un dividendo a sus accionistas de 0,50 euros por acción para 2015, tras no haberlo hecho en 2014. La compañía también tiene la intención de seguir pagando dividendos en los próximos años.

El grupo alemán, que opera las compañías Eurowings, Lufthansa, Swiss, Austrian Airlines y la empresa de transporte de mercancías Lufthansa Cargo, se vio penalizada en 2014 por numerosas huelgas.

Además, un avión A320 de su compañía Germanwings se estrelló en los Alpes franceses el 24 de marzo de 2014, con un trágico saldo de 150 muertos, entre ellos 72 alemanes y 50 españoles. Según los investigadores, el copiloto del aparato, Andreas Lubitz, provocó deliberadamente la catástrofe. El hombre seguía un tratamiento contra la depresión y había ocultado sistemáticamente su estado de salud a la compañía.

Los ingresos del grupo aumentaron un 7%, hasta 32.100 millones de euros, gracias a una buena temporada de verano.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos