Desde Daca (AFP)

Los refugiados del cambio climático se amontonan en los barrios marginales de Bangladés

Hasta tres veces Bibi Salma y Mohammad Ali Asgar perdieron su hogar antes de trasladarse a uno de los barrios marginales de la incipiente capital de Bangladés, Daca. Son sólo dos de los millones de bangladesíes que se vieron obligados a desplazarse por la crecida de las aguas.

ONU, clima, COP26, Bangladés, refugiados, migración
Mohammad Ali Asgar (izq) y Bibi Salma, en el asentamiento precario de un barrio marginal de Daca en el que viven, el 19 de septiembre de 2021 en la capital bangladesí - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Hasta tres veces Bibi Salma y Mohammad Ali Asgar perdieron su hogar antes de trasladarse a uno de los barrios marginales de la incipiente capital de Bangladés, Daca. Son sólo dos de los millones de bangladesíes que se vieron obligados a desplazarse por la crecida de las aguas.

Este país sudasiático, de 170 millones de habitantes, está listo para el mayor desplazamiento de la historia de la humanidad a causa del cambio climático, aseguran los expertos.

"Recuerdo cómo nuestra vivienda se hundió por completo durante una inundación. Sucedió tan rápido que la parte superior del techo desapareció en minutos", explica a la AFP Salma, de 35 años, originaria de la isla de Bhola, a 300 kilómetros (200 millas) al sur de Daca.

"El río rugía. Devoró de manera gradual todas nuestras tierras de cultivo y un día se aproximó a nuestro domicilio... Nuestros huertos, casa, no quedó nada", cuenta Salma delante de la choza que comparten con sus cuatro hijos.

noticia
Bibi Salma (izq) y Mohammad Ali Asgar, con sus hijos en la vivienda precaria que habitan en un barrio marginal de Daca, el 19 de septiembre de 2021 en la capital bangladesí (AFP/AFP)

La familia vive en una habitación de 10 metros cuadrados (100 pies) con algunas ollas para cocinar y un colchón en el que todos duermen.

Cada una de sus sucesivas viviendas fue devorada por las inundaciones, lo que obligó a Asgar a pedir un nuevo préstamo para casa siguiente.

Finalmente, incapaces de solicitar otro crédito, se marcharon a los suburbios de las afueras de Daca, una megaciudad de 20 millones de personas.

Bangladés, un país de baja altitud y ríos fangosos situado al este de la India, en la bahía de Bengala, ha sufrido catástrofes naturales durante mucho tiempo.

Cuando el Gran Ciclón de Bhola azotó su isla en 1970, los abuelos de Asgar y varios tíos se encontraban entre el casi medio millón de personas que perecieron.

"La marejada se elevó hasta seis metros y muy rápido. Se llevó a mis abuelos, tíos y tías en unos segundos, justo ante los ojos de mi padre", relata el hombre de 40 años, que gana unos 7,50 dólares (6,4 euros) al día vendiendo jugo de caña de azúcar en los márgenes de la carretera.

"Durante toda su vida, mi padre no pudo aceptar esta desgarradora tragedia", prosigue Asgar, despejando las lágrimas de sus ojos.

- Devorado en el diluvio -

Los ciclones son cada vez más frecuentes, advierten los científicos. Una mejor previsión significa que las personas sean evacuadas a tiempo. Pero, combinado con inundaciones cada vez más frecuentes y la erosión de los ríos, la vida para muchos se está volviendo insostenible.

En la orilla del Padma, un afluente del Ganges, Afsar Dewan muestra dónde se encontraba su casa de hojalata y ladrillo antes de que fuera arrasada junto con cientos de otras en la ciudad de Manikganj y sus alrededores.

"Había dos madrasas (seminarios islámicos) y una mezquita allí. Ahora todo ha sido devastado. Las tumbas fueron arrastradas. Mis padres y tíos fueron sepultados allí", narra Dewan.

Ahora, el hombre de 65 años tendrá que pedir dinero prestado (el interés a veces puede superar el monto del préstamo), pero no se unirá al éxodo del pueblo a Daca, a 100 kilómetros (62 millas) de distancia, insistiendo en que todavía conserva tierras para cultivar.

El Centro de Control de Desplazamientos Internacionales señala que casi cinco millones de bangladesíes se desplazaron internamente entre 2008 y 2014, la mayoría se mudó a Daca o Chittagong.

Según el Banco Mundial, otros 13,3 millones de personas podrían hacer lo mismo hasta 2050.

Otro gran número de habitantes también se marcha al extranjero. Cada año, unos 700.000 bangladesíes se van a trabajar a Oriente Medio y Asia sudoriental.

En la actualidad, los bangladesíes son una de las principales nacionalidades que intentan entrar de manera ilegal en Europa.

- Evitar debate -

Daca ha construido decenas de miles de hogares en los últimos dos años, más de la mitad para refugiados por el calentamiento global, principalmente víctimas de la erosión fluvial, afirma Tanvir Shakil Joy, diputado y jefe del grupo parlamentario sobre cambio climático.

Este año, Bangladés pretende erigir 10.000 viviendas más para ellos, indica a la AFP el secretario de Gestión de Desastres y Socorro, Mohammad Mohsin.

Pero, los estudios del Centro de Servicios Geográficos y Ambientales de Propiedad Estatal (CEGIS) muestran que cada año desde 2004 unas 50.000 personas pierden su hogar a lo largo de los dos principales ríos del Himalaya del país, el Ganges y el Brahmaputra.

"Bangladés es el hogar de decenas de grandes ríos. Si se suman las personas que han perdido sus hogares en otros ríos, el número será de más de 100.000", señala Mominul Haque Sarker, asesor de CEGIS formado por la Universidad de Manchester.

En la próxima COP26 en Glasgow, el país sudasiático destacará de nuevo los desafíos a los que se enfrenta debido a los fenómenos meteorológicos extremos y pedirá ayuda internacional.

"Pero cuando hablamos de la migración climática en el foro internacional, las naciones ricas simplemente evitan el debate", revela Joy.

"Las países occidentales, que son las principales responsables del calentamiento global, aún tienen que reconocer que el cambio climático está detrás de la migración y el desplazamiento masivo", añade.

"Entran en pánico en el momento en que planteamos los problemas de los refugiados climáticos. Su temor es que si reconocen esto, es posible que tengan que aceptar a algunos de ello, concluye.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos