Desde Lima (AFP)

Líderes mundiales buscan en Lima fondos para el clima y combatir la evasión

Evitar la evasión de impuestos y alcanzar un millonario fondo para combatir el cambio climático son dos aspectos claves en los que esperan avanzar el viernes en Lima responsables económicos de todo el mundo, sin quitarle el ojo de encima a la desaceleración global.

economía, cumbre, Perú, FMI, medioambiente, clima
Líderes mundiales reunidos en Lima el 7 de octubre de 2015 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Evitar la evasión de impuestos y alcanzar un millonario fondo para combatir el cambio climático son dos aspectos claves en los que esperan avanzar el viernes en Lima responsables económicos de todo el mundo, sin quitarle el ojo de encima a la desaceleración global.

Si bien la reactivación de la atribulada economía mundial es una de las tareas de esta reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en la capital peruana, los líderes económicos de unos 60 países abordarán la forma de incrementar los fondos destinados a limitar el calentamiento global, dos meses antes de la COP21 en París.

Una labor en la que, según el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, deben estar más involucrados los bancos de desarrollo, como el Banco Mundial.

Según los cálculos de la OCDE, la ayuda financiera global a los países en desarrollo que luchan contra el cambio climático alcanzó 62.000 millones de dólares en 2014, más de la mitad de la meta de 100.000 millones fijada para 2020. El viernes la esperanza es lograr algunos compromisos más.

noticia
Previsiones de crecimiento del FMI por regiones (AFP/AFP)

Un esfuerzo al que también se han sumado los países de menores recursos. Aquellos más vulnerables al cambio climático, entre los que se encuentra Costa Rica, han creado el V20, para tratar de influir y movilizar recursos a su favor.

"Somos países con bajos y medianos ingresos, menos desarrollados, áridos, aislados o sin litoral, montañosos, los pequeños Estados insulares en desarrollo", han explicado, e informado que representan a 700 millones de personas.

- Adiós a la evasión -

Cuando se inicie la plenaria que agrupa a 188 economías del mundo en la reunión anual del FMI y del BM, las grandes potencias del G20 deben aprobar formalmente un plan de acción para eliminar vacíos legales que permiten a las multinacionales eludir impuestos en los países donde operan.

"No debemos tener un sistema en el que las leyes fiscales permiten a las empresas evadir impuestos", dijo el jueves el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew.

En una sociedad donde la desigualdad es materia de debate permanente, los países emergentes ven -pese a recibir importantes inversiones- cómo cada año millones de dólares de transnacionales se esfuman de sus economías, apoyados en sofisticados regímenes fiscales.



El grupo de los emergentes G24, que integran Argentina, Brasil, Guatemala, México, Perú, Trinidad y Tobago, y Venezuela, apoya la medida, que permitirá la "sostenibilidad de las finanzas públicas", y pidió que el impuesto se aplique en igualdad de condiciones entre emergentes y ricos.

La iniciativa surge tras años de polémicas sobre los impuestos ínfimos que pagan empresas como McDonald's, Starbuck's o Google, gracias a brechas legales y argucias contables, cuando no a la transferencia lisa y llana de fondos a paraísos fiscales.

- La protesta -

El tema fundamental, sin embargo, sigue siendo la reactivación de una economía mundial golpeada por la desaceleración China, otrora voraz compradora de materias primas, y que ha arrastrado en sus descensos a sus proveedores de América Latina, el continente considerado con mayor desigualdad.

El Banco Mundial ya ha advertido que la desaceleración económica, que en Latinoamérica significará una contracción del 0,3% en 2015, puede afectar los avances en la reducción de la pobreza y ya empieza a sentirse en la generación de empleo.

"(El crecimiento) no es simplemente lo suficientemente fuerte como para satisfacer las necesidades de 200 millones de personas sin trabajo", resumió la jefa del FMI, Christine Lagarde.

Un tema que los sindicatos de trabajadores saben bien y que los llevará este viernes a tratar de llegar, en una manifestación, desde el centro de la ciudad hasta el Museo de la Nación, lugar de las reuniones y que está fuertemente custodiado por la policía y rodeado de anillos de seguridad. Ellos rechazan el modelo neoliberal que, argumentan, han establecido el FMI y el BM.

Mientras tanto, permanece en el horizonte la posibilidad de una próxima alza de tasas en Estados Unidos -cuya economía ya se recupera- que puede atraer capitales desde las ya complicadas economías emergentes, elevando el precio del dólar en perjuicio de sus monedas.

"América del Sur se ve amenazada por un shock en las materias primas que afecta el curso de crecimiento", dijo el gobernador del Banco Central mexicano, Agustín Carstens.

Ante ese escenario, Lagarde le ha recordado a Estados Unidos que lo mejor -mientras los riesgos no cambien- es esperar.

#Economía #Cumbre #Perú #Fmi #Medioambiente #Clima


Te puede interesar


Quantcast