Desde Londres (AFP)

Las sorpresas del Chelsea Flower Show de Londres

El chile más picante del mundo y un jardín inspirado en música son algunas de las atracciones del Chelsea Flower Show de Londres, una de las mayores ferias botánicas del mundo, que se inaugurará el martes.

GB, botánica, exposición
Frutos de castañas tropicales conocidos como Sterculia mexicana, se exhiben en el Chelsea Flower Show de Londres, el 22 de mayo de 2017 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El chile más picante del mundo y un jardín inspirado en música son algunas de las atracciones del Chelsea Flower Show de Londres, una de las mayores ferias botánicas del mundo, que se inaugurará el martes.

Los bares venden champagne y la reina Isabel II lo visita cada año antes de la inauguración. La feria es la manifestación más importante del amor británico por los jardines, y ha resistido bien al Brexit, explicó la Real Sociedad Hortícola (RHS), la entidad que la organiza.

"Hay sólo tres expositores menos este año", explicó una portavoz de la RHS a la AFP, en respuesta a los rumores de una fuga de patrocinadores por la perspectiva de una salida de la Unión Europea.

Los visitantes pagan entre 63 y 80 libras (70-88 euros, 82-104 dólares) por visitar esta exposición en las inmediaciones del grandioso Hospital Real de Chelsea, una construcción del siglo XVII.

noticia
Una mujer toma fotografías en el Chelsea Flower Show de Londres, el 22 de mayo de 2017 (AFP/AFP)

A quienes piensan que las plantas no son más que plantas, y los jardines meros ornamentos, el Chelsea Flower Show pretende hacerles cambiar de opinión: las plantas y los jardines sirven para combatir las amenazas al medio ambiente, mejorar la salud mental y física, e inspirar a poetas y músicos.

Chris Beardshaw, diseñador de jardines, ha creado uno basado en los adagios de Bach y Mozart. "La música y los jardines tienen mucho en común. Hablamos de modelos, de ritmo, coreografía" explicó a la AFP.

Participar en el Chelsea Flower Show "es siempre un desafío, porque hay que estar preparado un día determinado", añadió. Y a veces hay sorpresas: cuando "habíamos casi acabado, descubrimos que un zorro estaba construyendo una madriguera en el centro de un arriate. Causó bastantes daños".

- 'Aliento de dragón' -

Más allá, se alinean impecablemente en un jardín coliflores y grandes lechugas, para "recrear la sensación que uno tiene al encontrarse cerca de un altavoz en un concierto, y la música reverbera en todo tu cuerpo", explicó su diseñador, James Alexander Sinclair.

En ningún lugar se distinguen enanos de jardín, ni otros atentados al buen gusto. Las únicas concesiones a los ornamentos comunes son unos animales gigantes hechos de hierba artificial.

"Los jardines y las plantas ya no son una opción decorativa. Son esenciales", dijo Nigel Dunnett, creador de jardines urbanos.

"Con los niveles de contaminación peligrosamente altos y las crecidas de agua devastando partes del país, tenemos que entender todos que las plantas ayudan a mitigar algunas de las mayores amenazas medioambientales de hoy", añadió.

Las plantas de los jardines absorben contaminación, y, en el caso británico, requieren poco riego y pocos cuidados.

La feria floral estará abierta hasta el sábado, y tendrá en el pimiento chile más picante del mundo una de sus mayores atracciones.

El horticultor Bon Price buscaba crear un chile para esta cita y, accidentalmente, creó el más "furioso".

"El aliento de dragón" -así lo bautizó-, alcanza los 2,4 millones de grados en la escala de Scoville -que mide el picor de los pimientos-, y Price espera pronto incluirlo en el libro Guinness de los récords.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos