Desde Bruselas (Bélgica) (AFP)

La Unión Europea estudia simplificar su política agrícola bajo la presión de nuevas protestas

Los ministros de Agricultura de los países de la Unión Europea (UE) estudian este lunes en Bruselas propuestas para simplificar y relajar la Política Agrícola Común bajo la presión de centenares de tractores que bloquean varios puntos de la capital belga.

UE,agricultura,manifestaciones,medioambiente
El humo envuelve a manifestantes y tractores durante una protesta convocada por organizaciones agrarias con motivo de la reunión de los ministros de Agricultura de los países de la Unión Europea, el 26 de febrero de 2024 en Bruselas - AFP/AFP
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

Los ministros de Agricultura de los países de la Unión Europea (UE) estudian este lunes en Bruselas propuestas para simplificar y relajar la Política Agrícola Común bajo la presión de centenares de tractores que bloquean varios puntos de la capital belga.

El 1 de febrero, durante una cumbre europea, alrededor de un millar de tractores y máquinas agrícolas transformaron a Bruselas en el epicentro de la ira de los granjeros europeos que protestan en todo el bloque, desde España hasta Polonia.

Este lunes, el sindicato agrícola belga Fugea estimó que había "entre 500 y 800 tractores" en las protestas en Bruselas, gran parte de ellos alrededor de la sede el Consejo Europeo, sede de la reunión de ministros.

Al llegar este lunes a la reunión, el ministro francés de Agricultura, Marc Fesneau, dijo que es urgente "algo pragmático, operativo (...) hay espacio [para modificaciones] dentro de las normas actuales".

noticia
Manifestantes y tractores bloquean una calle de Bruselas durante una protesta convocada por organizaciones agrarias con motivo de la reunión de los ministros de Agricultura de la Unión Europea, el 26 de febrero de 2024 en la capital belga (AFP/AFP)

Sin embargo, apuntó que "hay cosas que requieren modificar el acta fundamental" de la legislación de la PAC.

"Necesitamos marcar una trayectoria, sentar las bases de una política agrícola común que tranquilice a largo plazo", dijo.

De su lado, el ministro alemán de Agricultura, Cem Ozdemir, señaló que "hay una gran cólera por las promesas no cumplidas".

- Un monstruo burocrático -

En su visión, la actual PAC "es un monstruo burocrático. La prioridad debe ser el trabajo en los campos, y no en el papelerío burocrático".

Para David Clarinval, ministro belga de Agricultura, una eventual revisión de la PAC sería "algo bueno" para poder "pagar mejor" a los productores.

En una tentativa por calmar la furia de los productores agrícolas, los países del bloque ya convencieron a la Comisión Europea -el brazo ejecutivo del bloque- a simplificar las reglas de la política agrícola.

En su reunión de este lunes, los ministros deben debatir algunas de las propuestas de la Comisión, como la flexibilización de las normas sobre tierras de barbecho y sobre periodicidad y modalidad de controles e inspecciones.

Además, la Comisión inició un "diálogo estratégico" con representantes de los granjeros y de la industria agroalimentaria para discutir medidas.

- "No podemos seguir produciendo" -

Un diplomático europeo dijo que "el debate del lunes se centrará en medidas a corto plazo, que pueden aplicarse muy rápidamente".

Un paso posterior serían posibles revisiones legislativas de la política agrícola común, que requieren negociaciones mucho más complejas.

La Comisión asegura que ya está considerando este tipo de cambios legislativos a "medio plazo" para "reducir la carga" sobre los productores explotaciones agrícolas.

Las entidades responsables por la protesta de este lunes en Bruselas, sin embargo, sostienen que las medidas no son suficientes.

Así, exigen el fin definitivo de las negociaciones comerciales con los países del Mercosur, después de que Bruselas simplemente haya reconocido que "actualmente no se dan las condiciones" para concluirlas.

Adoración Blanque, presidenta de la organización ASAJE en Almería, España, dijo a AFP que con la actual PAC existen "tantas trabas burocráticas que no podemos llegar siquiera a cumplirlas, son tantas exigencias y burocracia que tenemos, que los agricultores no podemos seguir produciendo".

Otro motivo de la ira de los agricultores europeos es que consideran insuficiente la propuesta de la Comisión Europea para limitar determinados segmentos específicos de las importaciones agrícolas desde Ucrania, que se benefician de exención tarifaria.

Este aspecto es particularmente sensible en Polonia, donde productores agrícolas bloquean el ingreso de los cereales ucranianos y hasta han arrojado a las vías un cargamento de unas 160 toneladas de maíz provenientes de Ucrania.




Este sitio usa imágenes de Depositphotos