Desde Bruselas (AFP)

La UE pide priorizar la industria interna en el esfuerzo para rearmarse

Un estudio presentado el miércoles por altos funcionarios europeos formuló un llamado a priorizar la industria interna en el esfuerzo para rearmar al bloque, después del "brutal despertar" que significó el inicio de la guerra en Ucrania.

UE, defensa, presupuesto, armas, EEUU, Rusia, Ucrania
El alto representante para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell (izq.), dialoga con el Josep Borrell, y el comisario de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton, el 18 de mayo de 2022 en Bruselas - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Un estudio presentado el miércoles por altos funcionarios europeos formuló un llamado a priorizar la industria interna en el esfuerzo para rearmar al bloque, después del "brutal despertar" que significó el inicio de la guerra en Ucrania.

Un informe presentado por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y el comisario de Industria, Thierry Breton, señala que Europa se ha "desarmado durante años" y se encuentra en una situación crítica con el retorno de la guerra en la región.

El estudio de la Comisión Europea apunta que el gasto en defensa entre los países de la Unión Europea (UE) aumentó un 20% entre 1999 y 2021, aunque en ese período creció un 60% en Estados Unidos, 292% en Rusia y 592% en China.

Así, el inicio de la guerra en Ucrania ha sido un verdadero electroshock: los países europeos han utilizado sus reservas para suministrar armas a Ucrania, y muchos gobiernos han aumentado sus presupuestos de defensa.

Este estudio fue solicitado por los líderes europeos en febrero, durante una reunión en Versalles. Las conclusiones del documento serán discutidas en la cumbre prevista para el 30 y 31 de mayo.

- Rearme en marcha -

"El rearme masivo está en marcha", apuntó la Comisión Europea en su informe: los estados miembros de la UE han anunciado compromisos por casi 200.000 millones de euros.

Tradicionalmente muy reticente en materia de defensa, Alemania aumentará su gasto hasta el 2% de su PIB, y se propone poner en marcha un fondo excepcional dotado con 100.000 millones de euros.

En general, los países de la OTAN -21 de ellos, también miembros de la UE- se han comprometido a dedicar el 2% de su PIB a gastos de defensa en 2024.

Sin embargo apenas ocho de ellos lo hicieron: Estados Unidos, Reino Unido y seis países europeos (Polonia, Grecia, Estonia, Lituania, Letonia y Croacia).

En ese escenario, se han identificado tres emergencias: la reposición de las existencias de municiones y armas, agotadas por los suministros a Ucrania; las capacidades de defensa antiaérea y la sustitución de equipos heredados de la era soviética.

Estados Unidos ya inició movimientos para equipar a sus aliados europeos, y suministró sistemas de defensa antiaérea Patriot para reemplazar los sistemas rusos S-300 en Ucrania.

"Debemos deshacernos de los equipos soviéticos, pero no debemos caer en una dependencia no europea", apuntó un funcionario europeo.

- Tabú hecho pedazos -

Para Breton, "es urgente invertir juntos, mejor y en Europa".

La Comisión propone crear incentivos financieros con el presupuesto común para apoyar a los industriales de la UE. Un alto funcionario dijo que promover una "preferencia europea".

Si los líderes europeos aceptan la idea, se creará un instrumento dotado con 500 millones de euros para el período 2023-2024 para compras "muy focalizadas" de armamento.

En una fase posterior, se recurrirá a la financiación de las compras del grupo.

"Estamos rompiendo un tabú, porque la UE tiene prohibido utilizar el presupuesto común para financiar operaciones militares", explica la fuente europea.

El Fondo Europeo para la Paz, utilizado para financiar la compra y entrega de armas para Ucrania, fue creado por los estados del bloque por fuera del presupuesto común, y la decisión de utilizarlo para ayudar a Ucrania debe ser tomada por unanimidad.

Ese fondo ha sido dotado con unos 5.000 millones de euros, y de ese total ya se han destinado 2.000 millones para financiar compra de armas para Ucrania desde el inicio del conflicto, en febrero.

Ese dinero es utilizado para reembolsar a los estados miembros por las armas extraídas de sus reservas.

"Tenemos suficientes recursos para 2022", aseguró Borrell. Pero se necesitará más dinero si el conflicto continúa más allá de fin de año.

"Si los estados miembros deciden entregar dinero, será posible aumentar su asignación", explicó, aunque será necesario reponer las existencias europeas.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos