Desde Gibraltar (AFP)

La policía de Gibraltar arresta al capitán y un oficial del petrolero iraní retenido

La policía de Gibraltar detuvo este jueves al capitán y el primer oficial del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace una semana en este territorio británico sospechoso de transportar crudo a Siria, anunció el cuerpo de seguridad.

diplomacia, Siria, Gibraltar, Irán, GB
Una embarcación se acerca al petrolero Grace 1 fente a las costas de Gibraltar el 6 de julio de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La policía de Gibraltar detuvo este jueves al capitán y el primer oficial del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace una semana en este territorio británico sospechoso de transportar crudo a Siria, anunció el cuerpo de seguridad.

Los dos marinos, de nacionalidad india, están siendo interrogados en el cuartel general de la policía de este pequeño territorio británico ubicado en el extremo sur de la península Ibérica, explicó la policía en un comunicado.

Según un portavoz del cuerpo, todavía no se les ha imputado ningún delito aunque su arresto está relacionado con la supuesta violación de las sanciones europeas impuestas contra Damasco.

La detención se realizó después "de una larga inspección del buque en el que se requisaron y examinaron documentos y aparatos electrónicos", añadió el comunicado.

Con 330 metros de eslora y una capacidad de carga de dos millones de barriles, el Grace 1 fue interceptado el 4 de julio por la policía y los servicios aduaneros de Gibraltar, asistidos por un destacamento de los Royal Marines británicos.

Las autoridades gibraltareñas sospechan que el buque se dirigía a Siria a descargar el crudo, en supuesta violación de las sanciones europeas contra el régimen de Bashar al Asad.

Teherán desmintió tales acusaciones y, reprochando a Gibraltar un acto de "piratería", exigió su liberación inmediata.

Sin embargo, la justicia del Peñón británico dio luz verde a prolongar la retención del buque 14 días, hasta el 19 de julio. Esta autorización puede ampliarse hasta los 90 días.

El arresto puede agudizar las tensiones generadas en los últimos días con Teherán.

El presidente iraní Hassan Rohani advirtió el miércoles al Reino Unido de las "consecuencias" de capturar el Grace 1.

Un alto responsable de los Guardianes de la Revolución aseguró también que Londres y Washington "lamentarán amargamente" dicha acción.

Por su parte, el gobierno británico indicó este jueves que buques iraníes intentaron el miercoles por la noche "impedir el paso" de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz antes de ser repelidos por la presencia de una fragata de la Royal Navy.

Irán negó inmediatamente cualquier incidente con un navío en las últimas 24 horas.



Te puede interesar