Desde Sídney (AFP)

La Gran Barrera australiana vive una de sus peores épocas de blanqueo de corales

Las observaciones aéreas de la Gran Barrera revelaron uno de los episodios más graves de blanqueo de los corales de este ecosistema australiano único, anunciaron científicos este martes.

Australia, clima, océanos, medioambiente
Una imagen que registra el blanqueo de los arrecifes de coral situados entre Cairns y Papua Nueva Guinea en la Gran Barrera de Coral al norte de Queensland, el 29 de marzo de 2016. - AFP/CENTRE OF EXCELLENCE FOR CORAL REEF STUDIES/AFP
Anterior Siguiente

Las observaciones aéreas de la Gran Barrera revelaron uno de los episodios más graves de blanqueo de los corales de este ecosistema australiano único, anunciaron científicos este martes.

Tras sobrevolar 520 arrecifes en avión o helicóptero entre Cairns (noreste de Australia) y el estrecho de Torres, que separa Australia de la isla de Nueva Guinea, los científicos hablaron de un especáculo abrumador.

"Esto va a cambiar para siempre la Gran Barrera de Coral", declaró a Australian Broadcasting Corporation Terry Hughes, experto en arrecifes coralinos de la Universidad James Cook de Townsville (noreste), Estado de Queensland.

El blanqueo de los corales es un fenómeno marchitamiento que conlleva una decoloración. Está causado por la subida de la temperatura del agua, que provoca la expulsión de las algas simbióticas que proporcionan al coral su color y sus nutrientes.

Los arrecifes pueden recuperarse si el agua se enfría, pero también pueden morir si persiste el fenómeno.

"Observamos niveles enormes de blanqueo en la porción de un millar de kilómetros en la parte norte de la Gran Barrera", indicó Hughes.

Hace unos diez días, el Gobierno australiano había calificado de "grave" el fenómeno actual en el norte de la Gran Barrera y consideró que la parte sur estaba relativamente a salvo.

En un comunicado, Hughes reconoció que el sur de la Gran Barrera fue preservado por un tiempo nublado que permitió evitar la subida de la temperatura.

Pero también recalcó que ningún arrecife del extremo norte de la Gran Barrera se había librado.

"El blanqueo es más grave que en 2002 o 1998", añadió.

La Gran Barrera, inscrita en el patrimonio de la Humanidad desde 1981, está amenazada por el calentamiento climático, las escorrentías agrícolas, el desarrollo económico y la proliferación de acantásteres, estrellas de mar que destruyen los corales.

El mayor arrecife coral del mundo, de 345.000 km2, estuvo a punto de figurar en la lista de la UNESCO de lugares en peligro. Canberra propugna un plan de preservación a 35 años vista.

Organizaciones de protección de la naturaleza vieron el fenómeno actual como una de las consecuencias directas del calentamiento climático.

"Cuando miras estas fotos blancas austeras (de corales blanqueados), tienes delante tuyo el rostro del calentamiento climático", declaró Nick Heath, portavoz WWF en Australia (fondo mundial para la naturaleza).




Te puede interesar