Desde Nueva Delhi (AFP)

La contaminación en Nueva Delhi obliga a cerrar escuelas y paralizar obras

Las autoridades de Nueva Delhi decidieron este lunes cerrar las escuelas y paralizar las obras de construcción debido a la contaminación que envuelve a la capital india desde hace una semana, la cual supone un peligro para la salud pública.

India, medioambiente, contaminación, salud
Un indio se protege la cara de la niebla tóxica que envuelve las calles de Nueva Delhi, el 7 de noviembre de 2016 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Las autoridades de Nueva Delhi decidieron este lunes cerrar las escuelas y paralizar las obras de construcción debido a la contaminación que envuelve a la capital india desde hace una semana, la cual supone un peligro para la salud pública.

Los niveles de contaminación batieron récords en estos últimos días debido a la quema de rastrojos en los campos de los alrededores, las emisiones de vehículos y fábricas, todo ello combinado con la caída de las temperaturas.

El enfriamiento del aire hace que los agentes contaminantes no se disipen, sumiendo así a Nueva Delhi bajo una nube asfixiante. La calidad del aire ha empeorado en los últimos años y este otoño se han alcanzado niveles particularmente altos.

La embajada estadounidense, que cuenta con captores especializados, informó hace días de la presencia de niveles de contaminación peligrosos para el organismo, incluso para personas en buen estado de salud.

La delegación registró el lunes por la mañana una tasa de partículas finas PM 2,5 -especialmente nocivas- de 778 microgramos por metro cúbico de aire, mientras que la Organización Mundial de la salud (OMS)recomienda una media diaria de 25 microgramos.

- La contaminación golpea a ricos y pobres -

Manan Mahato, conductor de autorickshaw -una especie de taxi con tres ruedas-, dijo que envió a sus hijos a su aldea natal para proteger su salud. "Vivir en Nueva Delhi se ha vuelto demasiado arriesgado por la contaminación", explicó, cubriéndose la boca con un pañuelo.

El gobierno de Nueva Delhi anunció el domingo el cierre de las escuelas durante tres días, la paralización de las obras de construcción durante cinco, así como el cese temporal de la actividad de una importante central de carbón.

La directora ejecutiva del Centro de Ciencia y Medioambiente de Delhi, Anumita Roychowdhury, dijo que son medidas temporales "necesarias para hacer bajar los niveles de contaminación", en lo que se considera como una "situación de urgencia":

"Desde luego esto no puede ser permanente, no se puede encerrar para siempre a la gente en el interior", advirtió.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos