Desde Londres (AFP)

Kellogg pierde en la justicia frente al gobierno británico

El gigante de los cereales Kellogg perdió el lunes una acción en justicia frente al gobierno británico para intentar frenar las limitaciones a la promoción de algunos de sus productos, muy grasos o azucarados, que entrarán pronto en vigor.

GB, obesidad, gobierno, justicia, empresas, alimentación
Unas cajas de cereales de la marca Kellogg's, apilados en una tienda en Arlington (Virginia, EEUU) el 1 de diciembre de 2016 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gigante de los cereales Kellogg perdió el lunes una acción en justicia frente al gobierno británico para intentar frenar las limitaciones a la promoción de algunos de sus productos, muy grasos o azucarados, que entrarán pronto en vigor.

La promoción de alimentos o bebidas ricas en grasas, azúcares y sal estarán limitadas en los supermercados desde octubre y el gobierno prevé también prohibir las publicidades televisivas de esos productos en ciertas horas.

El grupo Kellogg, conocido por sus Corn Flakes, Frosties, Miel Pops o Special K, cuestionaba el método de cálculo del valor nutricional de sus productos, al considerar que como esos cereales se consumen generalmente con leche, los elementos aportados por este producto deberían ser también tenidos en cuenta.

Pero "la idea según la cual [esos alimentos] se convierten de cierta manera en sanos si se consumen con leche no es convincente", señaló el lunes el juez en la decisión de la alta corte británica consultada por la AFP.

Y aunque el consumo de cereales en el desayuno tienen ventajas nutricionales eso "no cambia nada al hecho de que sí contienen en exceso materias grasas, azúcar o sal y esta característica es nefasta para la salud de un niño", insiste el magistrado.

El gobierno quiere luchar contra la obesidad, pues un niño de cada tres termina la escuela primaria con sobrepeso u obeso, lo que genera un coste de 6.000 millones de libras (7.000 millones de euros, USD 7.500 millones) por año al servicio público de salud.

El gigante estadounidense del desayuno se mostró "decepcionado" por el juicio en un comunicado, pero dijo que "respeta la decisión de los tribunales y no piensa apelar".

Según el juicio, 54,7% de los cereales del desayuno vendidos en la actualidad por Kellogg serán "clasificados como menos sanos" si la marca "no reduce los niveles de azúcar, materias grasas y/o sal en esos productos".

A partir de octubre de 2022, las publicidades televisadas para alimentos o bebidas ricos en grasas, azúcares y sal, solo estarán autorizadas entre 21H00 y 05H30 de la mañana en Inglaterra. Además, estos alimentos no podrán ser exhibidos en ciertos lugares en los supermercados.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos