Desde Madrid (AFP)

Intenso frío en España impulsa la electricidad a precios récord

Una ola de frío impulsó este jueves los precios de la electricidad en España a alcanzar cifras récord, provocando críticas de asociaciones de consumidores, que acusan al gobierno de coludir con las compañías.

España, electricidad, energía, sociedad
Una mujer camina cerca de un termómetro callejero que indica que en la ciudad hay dos grados bajo cero, el 18 de enero de 2017, en Burgos (España) - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Una ola de frío impulsó este jueves los precios de la electricidad en España a alcanzar cifras récord, provocando críticas de asociaciones de consumidores, que acusan al gobierno de coludir con las compañías.

El precio megavatio/hora (MWh) alcanzó por momentos los 95 euros el jueves, un récord desde finales de 2013 (103 euros). Desde entonces, no había pasado de 75 euros.

Sin embargo, el precio debería aumentar más el viernes, de acuerdo con las previsiones del organismo regulador del mercado energético en España y Portugal (Omie).

El ministro español de Energía, Álvaro Nadal, atribuyó el incremento a las condiciones meteorológicas, que impiden a España utilizar plenamente fuentes de energía renovable para compensar la fuerte demanda: poco viento para las eólicas, escasa agua para las centrales hidráulicas.

Según el ministro, la factura de electricidad podría superar los 100 euros al año en promedio para los consumidores, de las más caras: entre el tercer o quinto lugar en la Unión Europea, dependiendo del método de cálculo.

"Hay una confabulación de las compañías eléctricas con los gobiernos", acusó Julio Campo, coordinador de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, que defiende las energías renovables.

Según la asociación de consumidores Facua, la factura de electricidad promedio de los usuarios españoles aumentó más de 40% entre abril y enero, señaló su portavoz Rubén Sánchez, al acusar a las compañías de "manipular los precios".

En 2015, Iberdrola fue sancionada con una multa de 25 millones de euros por la autoridad española de competencia (CNMC), por inflar artificialmente los precios.

El sistema de fijación de precios entre los cinco principales operadores españoles (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, EDP y Viesgo), criticado por su opacidad, se basa en un modelo de subasta entre empresas abastecedoras y comercializadoras.

El ministro Nadal ordenó a fines de diciembre una investigación sobre las variaciones de los precios en los mercados de electricidad y gas.

El precio de la energía ha sido objeto de controversia en España, donde la izquierda denuncia la "pobreza energética". Según el Instituto Nacional de Estadística, un 10,6% de los españoles no podían calentarse adecuadamente en 2015.

En noviembre, la muerte de una anciana en un incendio en su apartamento por una vela que usaba a falta de electricidad, generó una controversia y el gobierno conservador se comprometió a aplicar medidas para impedir los cortes por impago a los más vulnerables.




Te puede interesar