Desde Buenos Aires (AFP)

Inflación en Argentina se dispara a 5,9% en septiembre y acumula 37,7%

La inflación en Argentina subió a 5,9% en septiembre, su mayor tasa mensual de 2019, y acumula 37,7% en lo que va del año, según el último índice de precios previo a las elecciones del domingo 27.

Argentina, inflación, macroeconomía
Los alimentos incrementaron sus precios en 5,7%. - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La inflación en Argentina subió a 5,9% en septiembre, su mayor tasa mensual de 2019, y acumula 37,7% en lo que va del año, según el último índice de precios previo a las elecciones del domingo 27.

El índice anualizado de inflación para septiembre fue de 53,5%, dice el informe del oficial Instituto de Estadísticas divulgado el miércoles.

Los rubros con mayores alzas fueron los de calzado y prendas de vestir (9,5%) y salud (8,3%). Los alimentos incrementaron sus precios en 5,7%.

En agosto, el índice había sido de 4%, con los precios impactados por una depreciación de la moneda de 20% tras las elecciones primarias en las que el candidato presidencial del peronismo de centro-izquierda Alberto Fernández emergió como claro favorito para ganarle al mandatario liberal Mauricio Macri quien intenta reelegirse.

noticia
Inflación en Argentina (AFP/AFP)

Desde el 1 de enero, el peso argentino se depreció 36%.

"Hay una aceleración y un riesgo de que la inflación se estabilice en estos niveles, alrededor de 6% mensual, lo que llevaría a índices por encima de 70% anual. Pero ese proceso aún se puede atajar, es posible frenarlo". comentó a la AFP el economista Héctor Rubini.

En 2018, Argentina cerró con una inflación 47,6%.

Según el Fondo Monetario Internacional, Argentina figura como una de las pocas excepciones en el grupo de países emergentes y en desarrollo, para los que espera que la inflación se situe en 4,7% en 2019.

El FMI pronosticó para Argentina una inflación de 54,4% para todo 2019, la mayor de América Latina después de la estimada para Venezuela (200.000%).



- Recesión y elecciones -

Argentina atraviesa desde 2018 por una fuerte crisis económica, que le llevó a solicitar un crédito al FMI por 57.000 millones de dólares y aplicar un severo plan de austeridad.

El país se encuentra en recesión y con aumento de los índices de pobreza (35,4%) y desempleo (10,6%), problemas que deberá atender el gobierno que asuma a partir del 10 de diciembre.

"La alta inflación continuará limitando el poder adquisitivo de los consumidores argentinos en 2020. La disminución de las perspectivas de empleo y la alta inflación limitan la capacidad de los consumidores para sacar a la economía de la recesión", advirtió este miércoles la agencia calificadora de riesgo Moody's.

"Las expectativas de inflación a la deriva, combinadas con la incertidumbre política, elevan el costo del crédito a niveles inalcanzables para la mayoría de los consumidores en Argentina", añadió.

Hasta ahora, Fernández no ha dado detalles de su programa o sobre su equipo económico aunque adelantó que buscará un pacto de empresarios y trabajadores que ayude a superar la crisis.

Se espera también que renegocie la deuda, de 315.000 millones de dólares.

"Estamos en una de las peores recesiones de Argentina y eso hace muy difícil aplicar medidas de shock. Intentos gradualistas ha habido siempre y hasta ahora no ha funcionado ninguno", indicó Rubini.

#Argentina #Inflación #Macroeconomía


Te puede interesar


Desde el Calendario en este día