Desde Nueva York (AFP)

Fitch cree que default de Grecia es "una posibilidad real"

La agencia de calificación Fitch confirmó este viernes la nota "CCC" de Grecia pero indicó que el peligro de default de su deuda es "una posibilidad real".

Grecia, deuda
Entrada de la agencia de calificación financiera Fitch en una imagen del 8 de agosto de 2011 en París - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La agencia de calificación Fitch confirmó este viernes la nota "CCC" de Grecia pero indicó que el peligro de default de su deuda es "una posibilidad real".

"El no acceso al mercado (de la deuda), las perspectivas dudosas sobre el reembolso en fecha de las ayudas por parte de las instituciones oficiales, así como la muy escasa liquidez del sector bancario nacional colocan a las finanzas del gobierno griego bajo una extrema presión", considera Fitch.

"Esperamos que el gobierno griego sobreviva a la actual presión sin retrasarse en sus obligaciones hacia el sector privado pero un default es una posibilidad real", subrayó la agencia.

En marzo, Fitch ya había bajado a "CCC" la nota soberana de la deuda de Grecia, citando "los elevados riesgos" que planean sobre la situación financiera del país.

Posteriormente, las negociaciones entre Atenas y sus acreedores oficiales (UE, BCE y Fondo Monetario Internacional) se empantanaron, mientras la situación financiera del gobierno de izquierda radical de Syriza se ha agravado.

"Los perjuicios causados a la confianza de los inversores, los consumidores y los acreedores hicieron que la recuperación de le economía griega descarrilara y se necesitará tiempo para remediarlo, incluso si las perspectivas de una conclusión positiva del programa mejoran en los días o las semanas próximas", considera Fitch.

La agencia de calificación prevé un crecimiento nulo, e incluso negativo, de la economía griega este año y presiones sobre la liquidez de las empresas en razón de los atrasados en los pagos de parte del Estado y las presiones sobre el financiamiento de los bancos.

Fitch estima sin embargo posible un acuerdo entre Grecia y sus acreedores, que han pedido a Atenas medidas legislativas que le permitan recibir nuevos fondos.

"No obstante, las reformas no han sido aún objeto de un acuerdo y los plazos se reducen", advierte la agencia.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos