Desde Madrid (AFP)

El trabajo en negro, el medio de supervivencia de los españoles en paro

Conseguir un trabajo fijo sigue siendo el sueño de muchos españoles en un país muy golpeado por el paro, pero muchos siguen sin poder ir más allá de empleos precarios pagados en negro.

desempleo, social, España, economía
Una oficina de empleo en Madrid el 23 de octubre de 2014. Conseguir un trabajo fijo sigue siendo el sueño de muchos españoles en un país muy golpeado por el paro, pero muchos siguen sin poder ir más allá de empleos precarios pagados en negro - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Conseguir un trabajo fijo sigue siendo el sueño de muchos españoles en un país muy golpeado por el paro, pero muchos siguen sin poder ir más allá de empleos precarios pagados en negro.

"Hoy en día, creo que la palabra 'trabajo fijo' no significa nada en España", constata, desanimada, Paloma Sotillo. Esta madrileña de 43 años forma parte de la larga lista de 1,7 millones de personas que confiesan recibir en sobres una parte de su salario.

España salió en 2014 de una crisis de cinco años, que ha dejado unas secuelas profundas, con una tasa de desempleo todavía muy alta: un 22,4% en el segundo trimestre, según datos oficiales difundidos este jueves, fomentando una "economía informal de supervivencia".

Así, una décima parte de los trabajadores y una quinta de los parados trabajaron en negro en 2014, según un estudio de la escuela de comercio Esade. En el caso de los trabajadores, los ingresos procedentes de esta actividad suponen de media un 24,5% de su salario total.

noticia
Una tienda de zapatos en Elche, Alicante, el 10 de abril de 2015. Conseguir un trabajo fijo sigue siendo el sueño de muchos españoles en un país muy golpeado por el paro, pero muchos siguen sin poder ir más allá de empleos precarios pagados en negro (AFP/AFP/Archivos)

La mayor parte se ven obligados a ello. Paloma Sotillo llevaba en paro un año cuando encontró, en diciembre de 2013, un empleo en una tienda de juguetes madrileña por medio de un conocido. "El contrato era de 30 horas, pero luego trabajaba 35 horas y el resto del dinero me lo daba en B", es decir, un salario mensual de 700 euros, más 120 euros. Esta situación duró un año hasta que esta mujer de rostro sereno y voz cansada tuvo que abandonar su trabajo para atender a su madre enferma.

La economía sumergida lleva décadas instalada en España y "el alto nivel de desempleo" ha causado su "incremento en los últimos años", explica el presidente de Gestha, el sindicato de técnicos de Hacienda, Carlos Cruzado.

- Un cuarto del PIB -



Supondría alrededor de un cuarto del Producto Interior Bruto (PIB) de la cuarta economía de la zona euro, según este sindicato, lo que coloca a España entre los peores alumnos europeos junto con Grecia, Italia, Portugal y Polonia.

Los sectores más afectados son la agricultura, la construcción, los servicios domésticos, el comercio y el turismo, según los economistas.

Esta persistencia del trabajo en negro se explica también, según Cruzado, por factores culturales que tienen que ver con el (no) pagar impuestos, la corrupción y el insuficiente número de inspectores del fisco para controlar a las empresas.

Así, mucho antes de la crisis, durante el 'milagro' económico de los años 2000, las empresas que tenían sus carteras de pedidos llenas subcontrataban una parte de los mismos, explica Alejandro Portes, profesor de Sociología en la Universidad estadounidense de Princeton, hablando de una "economía sumergida de crecimiento".

Ahora, la situación aún continúa, y muchos la justifican como una forma de evitar una "explosión social" en este país con cinco millones de desempleados, dice Carlos Cruzado.

No obstante, esta situación es difícil de evitar cuando más de la mitad de los parados no cobran ningún tipo de subsidio y que cada vez hay más trabajo a tiempo parcial, insuficiente para sobrevivir, argumentan otros especialistas.

España ha empezado a crear empleo de nuevo en 2014 y las estadísticas publicadas este jueves dan cuenta de una reducción de 1,4 puntos en el segundo trimestre, pero la "calidad del trabajo es muy mala", se lamenta Angel Valls, profesor de Esade, que asegura que un 83% de los contratos firmados en el segundo trimestre eran temporales.

La OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, también se muestra preocupada, subrayando que "en países como Grecia, Italia y España numerosos trabajadores a tiempo parcial buscan (en realidad) un empleo indefinido".

#Desempleo #Social #España #Economía


Te puede interesar



Quantcast