Desde Santiago (AFP)

El resurgir de los 'Chicago boys' de la mano de Brasil

Fueron los artífices de las políticas económicas implementadas en Chile por la dictadura de Augusto Pinochet. Los 'Chicago boys' viven un resurgir de la mano del nuevo gobierno de Brasil, que ve en la doctrina neoliberal la salvación para su asfixiada economía.

finanzas, política, finanzas, política, finanzas, política
Vita aérea de Chicago, Illinois, EEUU, tomada el 16 de marzo de 2012 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Fueron los artífices de las políticas económicas implementadas en Chile por la dictadura de Augusto Pinochet. Los 'Chicago boys' viven un resurgir de la mano del nuevo gobierno de Brasil, que ve en la doctrina neoliberal la salvación para su asfixiada economía.

Dos años después del golpe de Estado que derrocó al socialista Salvador Allende (1970-1973) tras un primer intento fallido de sanear la economía luego de la fracasada experiencia marxista, economistas posgraduados en la Universidad de Chicago convencieron a Pinochet -un militar estatista- de aplicar sus políticas de "shock".

En respuesta a una caída del PIB que en 1975 llegó al 12,9%, los discípulos del ultraliberal Milton Friedman aplicaron un 'Programa de recuperación', que privatizó unas 400 empresas, redujo el aparato público y liberalizó casi por completo la economía. En una segunda etapa, se privatizaron amplias áreas de la salud, educación y pensiones.

En esos mismos años, la dictadura llevó adelante un feroz exterminio de opositores, que se saldó con 3.200 muertos y desaparecidos.

noticia
Foto de archivo del economista norteamericano Milton Friedman tomada el 9 de mayo de 2002 en Washington DC (AFP/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos)

Sin sindicatos, parlamento ni prensa opositora, los 'Chicago boys' lograron aplicar en Chile un modelo liberal como no se había llevado a cabo en ningún otro país.

"Son reformas inimaginables en un contexto democrático por la profundidad que tuvieron", dice a la AFP el periodista Manuel Délano, uno de los autores del libro 'La Herencia de los Chicago Boys', de 1989.

"La probabilidad de que se pudiesen haber hecho en Chile, en 1973 y en democracia, reformas tan profundas como las realizadas durante el régimen militar, debe haber sido extremadamente baja. Pero hoy eso ha cambiado", dice por su parte el economista de Chicago Rolf Lüders, exministro de Finanzas de la dictadura (1982-1893) y uno de los padres de la reformas chilenas.

"La caída del muro de Berlín y la positiva experiencia de muchos países, especialmente en Asia, pero también en Europa, África y América Latina, incluyendo por cierto a Chile, han hecho perfectamente posible la existencia de episodios económicos liberalizadores en democracia", agrega este 'Chicago boy'.

- ¿Milagro económico? -

Relegadas por décadas, estas políticas resurgieron tras la llegada al poder en Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro y el nombramiento como ministro de Economía de Pablo Guedes, formado en Chicago y con un paso por Chile en los 80.

Guedes anunció que impulsará un gran plan de privatización, reducirá el tamaño del Estado -para aliviar la pesada deuda pública- e impulsará la apertura comercial de la mayor economía del continente para replicar lo que considera el 'milagro económico' chileno.

Su primera gran prueba se inició este miércoles, con la presentación de una reforma del régimen de jubilaciones que acrecienta sus déficits mientras la población envejece.



"Brasil tiene 30 años de expansión de gastos públicos descontrolados(...), ese modelo corrompió la política, hizo subir los impuestos, los intereses e hizo crecer la deuda como bola de nieve", declaró Guedes tras la victoria de Bolsonaro a fines de octubre.

Pero las reformas de la dictadura chilena y su influencia en la economía chilena -la de mayores ingresos per cápita pero con una alta desigualdad- son aún objeto de discusión.

"El mito del éxito se basa, en mucho, en considerar las recuperaciones ignorando las caídas", afirma el economista Ricardo Ffrench-Davis, que estudió en Chicago en la misma época que los padres de las reformas chilenas pero es crítico de éstas.

"El dinamismo exportador, cierto orden fiscal y recuperaciones de la actividad económica fueron acompañados de excesos de importaciones, desindustrialización, dos graves recesiones (1975 y 1982), baja inversión productiva y alta inversión especulativa, deterioro de la educación y de la inversión pública en salud, desempleo y desigualdad creciente", explica.

En promedio, la dictadura experimentó un crecimiento anual del 2,9%, con drásticas caídas en 1975 (-12,9%) y 1982 (-14,1%), y picos de expansión entre 1977 y 1981. Al terminar el régimen, la pobreza llegaba al 40% y la inflación al 18%, aunque el PIB per cápita en relación al de Estados Unidos se había expandido a un 33% (desde el 17% en 1981)

Si se considera solo el crecimiento del PIB per cápita chileno, los datos "no son particularmente destacados", dice Lüders, aunque resalta que "juzgar así los resultados de las reformas socio-económicas chilenas es un grave error, dado que no considera el contexto interno ni el entorno internacional", ni tampoco que arrancaron tras una severa crisis.

"Si tú a un enfermo le das un remedio y el remedio tiene que actuar en 15 días y lo mides en cinco, (el resultado inicial) te va a salir mal; luego te va a salir bien", grafica.

En democracia, sostiene en cambio Délano, el crecimiento más que duplicó al de la dictadura, se redujo la inflación y cayó la pobreza (del 40% a un 8,6% actual). "El 'milagro económico' en Chile, si es que ha habido, ha ocurrido en democracia, no en dictadura", afirma.

-¿Podrá Brasil replicar las reformas chilenas? -

"Brasil no debe replicar al modelo económico-social y político chileno, sino aplicar a su realidad los principios que guiaron la institucionalización económico-social chilena a partir de 1973. Esos principios son universales, no así las políticas públicas específicas, que dependen de las características del país y de la situación internacional", dice Lüders.

Para Ffrench-Davis, el intento brasileño "resulta preocupante por sus efectos en las conquistas logradas por el pueblo brasileño para mejorar su calidad de vida y sus derechos".

#Finanzas #Política #Finanzas #Política #Finanzas #Política


Te puede interesar