Desde Pekín (AFP)

Científicos chinos piden normas propias para investigar genética humana

Científicos chinos pidieron a su gobierno que establezca sus propias normas en el ámbito de la investigación genética humana, en plena controversia por un estudio realizado por investigadores de esta nacionalidad sobre embriones genéticos modificados.

China, sida, genética, ciencia
Una científica trabaja en un laboratorio de Pekín el 22 de agosto de 2012 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Científicos chinos pidieron a su gobierno que establezca sus propias normas en el ámbito de la investigación genética humana, en plena controversia por un estudio realizado por investigadores de esta nacionalidad sobre embriones genéticos modificados.

El trabajo, desarrollado por científicos de la Universidad Médica de Guangzhou, versa sobre una mutación en células humanas para hacerlas resistentes al VIH, el virus que causa el sida.

La publicación de un artículo al respecto la semana pasada en la revista Journal of Assisted Reproduction and Genetics, el segundo publicado en el mundo sobre edición del genoma de embriones humanos, ha levantado una gran polémica.

Sus detractores aseguran que el estudio era innecesario y que no tiene justificación médica, y han advertido contra las implicaciones éticas que podrían conllevar la modificación del genoma humano.

En un comunicado del hospital donde se llevó a cabo el estudio, el equipo de Guangzhou rechazó las acusaciones y se enfocó en el "incalculable" potencial de tipo de tratamientos.

"Las objeciones de quienes no trabajan en el campo (genético), no son voces autorizadas, y el contexto seguirá evolucionando", afirmaron.

Han Bin, director del Centro Nacional chino de investigación genética, declaró al diario chino Global Times que los beneficios terapéuticos potenciales de esta técnica, aplicable a todo tipo de enfermedades hereditarias, incluido el cáncer, debían ir por delante de los escrúpulos.

En lugar de seguir las posiciones éticas de otros países, China debería elaborar sus propias normas y reglamentos, afirmó.

China trata de posicionarse como país líder en investigación genética. El mayor laboratorio mundial de clonación de animales está siendo construido en Tianjin (norte), con intención de crear animales de compañía y vacas para consumo de carne.

El director general de Boyalife, el grupo chino impulsor del proyecto, aseguró a AFP que poseía la tecnología para clonar seres humanos.




Te puede interesar