Desde Pekín (AFP)

China confía en su economía a pesar de los efectos de la guerra comercial

El crecimiento chino podría verse seriamente mermado por las repercusiones de la guerra comercial entre Pekín y Washington, pero el gigante asiático alardea de confianza en la solidez de su economía, apoyada en los esfuerzos para reactivarla.

China, EEUU, comercio, diplomacia, aranceles, sanción
El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian (D), estrecha la mano del primer ministro chino Li Keqiang en el Gran Salón del Pueblo, en Beijing, el 14 de septiembre de 2018. - AFP/POOL/AFP
Anterior Siguiente

El crecimiento chino podría verse seriamente mermado por las repercusiones de la guerra comercial entre Pekín y Washington, pero el gigante asiático alardea de confianza en la solidez de su economía, apoyada en los esfuerzos para reactivarla.

El primer ministro chino, Li Keqiang, reconoció este miércoles que la segunda economía mundial vive "dificultades acentuadas" para mantener un crecimiento estable, ante la violenta tormenta que la golpea.

Pero también afirmó su confianza en la capacidad de su país para "superar los obstáculos".

China enfrenta ahora un importante desafío: el gobierno de Donald Trump anunció el lunes la imposición de aranceles punitivos del 10% a bienes chinos cuya importación a Estados Unidos representa 200.000 millones de dólares anuales, lo que se suma a los 50.000 millones de dólares en mercancías que ya son objeto de derechos de aduana.

Pero "la producción de estos 250.000 millones de dólares de bienes chinos sobregravados genera alrededor del 1,3% del PIB chino", señala Mark Williams, del gabinete Capital Economics. El sector manufacturero es el más expuesto.

Según la agencia de calificación financiera Moody's, esta nueva escalada podría reducir entre 0,3 y 0,5 puntos porcentuales el crecimiento económico chino el año que viene.

El gabinete Oxford Economics apuesta por una reducción de 0,2 puntos, con un impacto mayor si Washington sube, como se prevé, los aranceles al 25% el 1 de enero. Eso provocaría una reducción de 0,4 puntos porcentuales adicionales del crecimiento.

- Rebaja fiscal -

La economía china ya estaba exhausta debido a los esfuerzos del gobierno para reducir la deuda, lo que conllevó un endurecimiento en materia de crédito y una clara reducción de las inversiones en infraestructuras.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo en abril que el crecimiento se ralentizaría, pasando a 6,6% en 2018 y 6,4% en 2019, frente a 6,9% en 2017.

Pero si Donald Trump lleva a cabo la amenaza de gravar el total de los bienes chinos importados, el crecimiento chino puede retroceder hasta el 5,8% el año que viene, alerta Louis Kuijs, analista de Oxford Economics.

En la situación actual, "las perspectivas de un apaciguamiento siguen siendo bajas a corto plazo", ya que la Casa Blanca parece estar segura de que podrá "ganar" esta guerra, insiste.



Pekín se beneficia no obstante de la fuerte depreciación del yuan, que cayó 8,5% frente al dólar desde abril, lo que beneficia a los exportadores chinos, al hacer sus productos más competitivos.

Además, parece que las empresas estadounidenses seguirán dependiendo de los proveedores chinos durante un tiempo, pues "para la mayoría de los productos afectados existen pocos proveedores alternativos", explica Mark Williams.

Y lo que es más, las autoridades chinas seguirán suavizando su política presupuestaria y fiscal, tras haber multiplicado las rebajas de impuestos y tasas a la exportación y aumentado el gasto público en proyectos de infraestructuras.

China "tomará medidas adicionales para mantener la demanda interna", apunta Louis Kuijs, para neutralizar hasta "alrededor de la mitad" el impacto económico de la guerra comercial.

- "Amplios estímulos" -

Pekín no adoptará grandes planes de reactivación, matizó Li Keqiang este miércoles, durante la edición china del Foro Económico Mundial.

Sugería así que China no inyectará torrentes de liquidez para estimular la actividad económica --como hizo en 2008--, cuando la deuda del gigante asiático supera el 250% del PIB.

Mientras Donald Trump critica la precariedad de la economía china, Pekín muestra una confianza inquebrantable.

Incluso aunque Washington grave todas las importaciones chinas, el país asiático "tiene amplios estímulos fiscales y políticos para amortiguar el impacto", aseguró el lunes Fang Xinghai, vicepresidente del regulador chino de mercados financieros (CSRC).

"Nos preparamos para lo peor, pero la economía irá bien", insistió, según declaraciones recogidas por la agencia de información Bloomberg.

Es el lema oficial: "La guerra comercial no forzará a China a sucumbir a las presiones estadounidenses. Por el contrario, gracias a su solidez económica, enfrentará los desafíos y se hará más fuerte", asegura en un editorial el diario estatal China Daily.

#China #Eeuu #Comercio #Diplomacia #Aranceles #Sanción


Te puede interesar


Desde el Calendario en este día

  • calendario
    Don José de San Martín establece la primera bandera del Perú
  • calendario


     

    Esta creación se dio como motivo del primer centenario de la Revolución Emancipadora de Huánuco y en aquella oportunidad, se creó esta provincia compuesta por los distritos de Ambo, Huácar, San Rafael y Cayna.

    Ambo es la capital de la provincia del mismo nombre, que se encuentra situada en en centro de ésta a 23 kilómetros de la ciudad de Huánuco. Es considerado como un punto de enlace entre la sierra y la selva.

    Es una provincia que tiene como límites a la provincia de Huánuco al norte, al esta con la provincia de Pachitea, al sur con el departamento de Pasco y al oeste con la provincia de Lauricocha.