Desde Barcelona (AFP)

Cataluña decreta una moratoria para construir en la Costa Brava

El gobierno regional de Cataluña (noreste de España) aprobó este jueves una moratoria de un año para paralizar nuevas construcciones en el litoral de la turística Costa Brava después de una campaña de protestas de activistas medioambientales y vecinos.

España, urbanismo, medioambiente, turismo
Imagen de una obra en construcción en S'Antiga con vistas a la playa de Pals y al macizo de Montgri en Begur, en la Costa Brava, el 28 de agosto de 2018 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gobierno regional de Cataluña (noreste de España) aprobó este jueves una moratoria de un año para paralizar nuevas construcciones en el litoral de la turística Costa Brava después de una campaña de protestas de activistas medioambientales y vecinos.

La moratoria afectará a todos aquellos suelos urbanizables sin edificar ubicados a menos de 500 metros de la línea de mar y se alargará durante un año, tiempo en el que quieren aprobar un nuevo plan de urbanismo más restrictivo.

"Se trata de una moratoria preventiva para evitar que tiren adelante proyectos que pueden tener un impacto muy grande en el litoral", señaló el secretario de Hábitat Urbano y Territorio del gobierno regional, Agustí Serra.

Según un comunicado, la suspensión afectará a más de 270 hectáreas de superficie donde se podían construir más de 3.000 viviendas.

La Costa Brava está conformada por 200 kilómetros de litoral en el noreste de España, muy apreciada por los turistas por sus calas (pequeñas ensenadas) recónditas y su agreste perfil.



La decisión llega meses después de la creación de la plataforma SOS Costa Brava, con la que vecinos y activistas medioambientales denunciaban un nuevo auge constructor en la zona sometida durante décadas a una fuerte presión urbanística.

Una vez superado el colapso del mercado inmobiliario de la crisis de 2008, esta plataforma contabilizaba una veintena de proyectos para construir hasta 2.000 viviendas.

Entre ellos: una urbanización de 260 casas en una cala casi intacta, más de 1.000 viviendas encima de un pinar centenario en el municipio de Pals o un hotel junto a un parque natural en Cadaqués, cuna del pintor surrealista Salvador Dalí.

En su mayoría se ajustaban a la legalidad por lo que el gobierno regional se comprometió a elaborar un nuevo plan urbanístico para "desclasificar los suelos que no se han llegado a urbanizar y no se ajustan a un modelo sostenible".

#España #Urbanismo #Medioambiente #Turismo


Te puede interesar