Desde Brasilia (AFP)

Brasil niega la relación entre un larvicida y la microcefalia

El Gobierno de Brasil negó este sábado que el aumento de nacimientos de bebés microcéfalos esté vinculado al pyriproxifen, un larvicida usado para eliminar el mosquito Aedes Aegypti, que transmite el virus zika y el dengue.

Brasil, zika, salud, epidemia
- AFP/
Anterior Siguiente

El Gobierno de Brasil negó este sábado que el aumento de nacimientos de bebés microcéfalos esté vinculado al pyriproxifen, un larvicida usado para eliminar el mosquito Aedes Aegypti, que transmite el virus zika y el dengue.

"No existe ningún estudio epidemiológico que demuestre la asociación del uso de pyriproxifen y la microcefalia", dijo el Ministerio de Salud en un comunicado.

"Al contrario de la relación entre el zika y la microcefalia, que ya tuvo su confirmación basada en exámenes que revelaron la presencia del virus en sangre, tejidos y líquido amniótico, la asociación entre el uso de pyriproxifen y la microcefalia no tiene ningún asidero científico", agregó.

La respuesta del Ministerio llega rodeadas de versiones originadas por informes médicos de organizaciones no gubernamentales que indicaron que las malformaciones habían aparecido poco después de que se comenzara a aplicar ese compuesto.

Las autoridades del Estado de Rio Grande do Sul suspendieron el uso de ese químico "ante la hipótesis de que pueda potenciar la malformación cerebral causada por el virus zika".

La decisión se basó en las dudas planteadas por la "organización médica argentina Physicians in the Crop-Sprayed Towns", según señaló al anunciar la medida.



Brasil está en el centro de una epidemia de virus zika que provocó un salto en la aparición de casos de microcefalia. Entre octubre y febrero fueron confirmados 462, contra una media anual de 150.

Científicos brasileños afirman que ya probaron que la dolencia que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una alerta mundial obedece a la intensa presencia del zika en el país, una enfermedad que hasta hace poco era conocida por provocar fiebre baja y dolores articulares leves.

La OMS dijo por su parte que estará en condiciones de establecer si ese virus es el causante de la microcefalia en las próximas cuatro a ocho semanas.

Sin vacuna a la vista, el país, que en agosto abrirá los Juegos Olímpicos de Rio-2016, busca frenar la epidemia atacando a su agente transmisor.

En medio de una gigantesca campaña para concientizar a la población sobre la importancia de erradicar al mosquito, el ministro de Salud, Marcelo Melo, también descalificó las versiones: "No tienen ningún fundamento, el pyriproxifen es reconocido por todas las agencias de regulación del mundo entero".

#Brasil #Zika #Salud #Epidemia


Te puede interesar


Quantcast