Desde Brasilia (AFP)

Brasil jaqueado por el covid y la vacunación gana impulso en EEUU

La pandemia no amaina en Brasil y tiene a muchos de sus hospitales al borde del colapso cuando la vacunación contra el covid-19 gana impulso en varios países y Estados Unidos espera tener a todos sus adultos inmunizados antes de fines de mayo.

Mundo, salud, pandemia, empidemia, vacuna
Trabajadores con trajes de protección caminan delante de las tumbas de las víctimas del covid-19 en el cementerio Nuestra Señora Aparecida, en Manaos, Brasil, el 25 de febrero de 2021 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La pandemia no amaina en Brasil y tiene a muchos de sus hospitales al borde del colapso cuando la vacunación contra el covid-19 gana impulso en varios países y Estados Unidos espera tener a todos sus adultos inmunizados antes de fines de mayo.

Brasil registró el jueves un récord de 1.641 muertos en las últimas 24 horas y acumula más de 250.000 decesos, una cifra solo superada por Estados Unidos (515.000).

En los últimos siete días, el promedio de Brasil fue de 1.262 muertes diarias, una cantidad que hasta febrero nunca había superado los 1.100 y generó el reclamo de imponer drásticas medidas para contener al virus.

La aceleración es atribuida a las fiestas de fin de año y las celebraciones del carnaval pese a estar prohibidas en varios estados. Además, una variante del virus detectada en la Amazonia es mucho más contagiosa, según expertos.

noticia
Las variantes del covid-19 presentes en Europa (AFP/AFP)

El lunes, los secretarios de salud de los 27 estados de Brasil clamaron por "la adopción inmediata de medidas para evitar el eminente colapso nacional de las redes pública y privada de salud", incluyendo la imposición de un toque de queda entre las 20H00 y las 06H00 en todo el país.

La pandemia en Brasil ha estado marcada por tensiones entre los gobernadores de la mayoría de los estados y el presidente Jair Bolsonaro, que minimizó su importancia, promovió aglomeraciones sin uso de máscaras y se opuso a las medidas de confinamiento para así preservar la economía.

Asimismo, la campaña de vacunación empezó a mediados de enero y se vio interrumpida en varias regiones por falta de dosis.

Pelé, la leyenda brasileña del fútbol, se vacunó este jueves y aprovechó para lanzar un mensaje: "La pandemia no terminó. Necesitamos mantener la disciplina para preservar vidas", dijo el astro de 80 años.

Brasil es uno de los cinco países más favorecidos por el sistema Covax, coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para asegurar el suministro de vacunas a los países más desfavorecidos.

El gigante sudamericano recibirá 9,1 millones de dosis por ese mecanismo y junto a Pakistán, Nigeria, Indonesia y Bangladés será uno de los mayores receptores.

La vacunación avanza en América Latina. Nicaragua se sumó a la lista cuando comenzó este martes a aplicar la vacuna rusa Sputnik V a personas con enfermedades crónicas, en una primera fase de inmunización.

En Chile, en donde la vacunación avanza ágilmente, el gobierno propuso este martes dividir en dos días la elección de la Convención Constituyente marcada para el 11 de abril a fin de cuidar la salud de los votantes.

"Es una medida sanitaria para resguardar la salud" de los más de 14 millones de chilenos habilitados para votar dice el proyecto de ley enviado por el gobierno al Congreso.

- Optimismo en EEUU -

Estados Unidos emitió señales optimistas para su población. El presidente Joe Biden dijo se dispondrá de suficientes vacunas para todos los adultos antes de fines de mayo y anunció que el gigante farmacéutico Merck ayudará a producir la vacuna de su rival Johnson & Johnson (J&J) que inmuniza con una sola dosis.

"Es el tipo de colaboración entre compañías que vimos en la Guerra Mundial", dijo Biden sobre el acuerdo entre ambas empresas.

"Vamos camino de tener suficientes vacunas disponibles para todos los adultos en Estados Unidos de aquí a finales de mayo", declaró Biden, que hace tres semanas había anunciado que se cumpliría ese objetivo antes de fines de julio.

Las declaraciones de Biden se conocieron luego de que el gobernador de Texas, Greg Abbott, dejara sin efecto la obligación de usar mascarillas y autorizó a todos los comercios de su estado a funcionar normalmente. Pero Biden llamó a no bajar la guardia.

"No es momentos de aflojar",dijo. "Sigan atentos", añadió el presidente y remató: "Esto no terminó aún".




Te puede interesar