Desde París (AFP)

Bancos británicos y alemanes, los peor clasificados en pruebas de resistencia

Los bancos británicos y alemanes serían los que más sufrirían en caso de crisis económica, anunció este viernes la Autoridad Bancaria Europea (ABE) al presentar los resultados de sus pruebas de resistencia bancaria.

Alemania, UE, economía, política, bancos, GB, España
La Autoridad Bancaria Europea (ABE), con sede en Londres, y el Banco Central Europeo (BCE), en Fráncfort, publicaron este viernes el veredicto de la última campaña de tests de resistencia de los bancos - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Los bancos británicos y alemanes serían los que más sufrirían en caso de crisis económica, anunció este viernes la Autoridad Bancaria Europea (ABE) al presentar los resultados de sus pruebas de resistencia bancaria.

Los cuatro bancos españoles analizados superaron globalmente los tests, excepto el Banco de Sabadell.

La situación de los bancos italianos, ya en dificultades durante la última tanda de tests en 2016, fue observada muy de cerca.

En términos generales, la banca europea se encuentra en mejor situación que en años anteriores.

- ¿Qué entidades fueron examinadas?

La Autoridad Bancaria Europea (ABE), con sede en Londres, y el Banco Central Europeo (BCE), en Fráncfort, publicaron este viernes su veredicto de la última campaña de tests de resistencia de los bancos. En total, 48 entidades de 14 países de la Unión Europea (UE) y Noruega fueron interpeladas entre enero y octubre. De ellos, 37 analizadas directamente por el supervisor europeo (MSU), en el seno del BCE, que representan el 70% de los activos bancarios en la zona euro.

La muestra cuenta además con ocho bancos alemanes, como el Deutsche Bank, seis franceses, cuatro italianos, cuatro británicos y cuatro españoles.

Los resultados de los tests para los cuatro bancos griegos fueron publicados en mayo, para evaluar su salud financiera antes de la salida de Atenas este verano del tercer programa de ayudas.

Este viernes, fueron los británicos y alemanes los que demostraron que más sufrirían en caso de crisis económica en Europa, según la ABE.

Entre las entidades financieras peor clasificadas por estos "stress tests" europeos, figuran tres grandes bancos británicos --Lloyds Banking Group, Barclays y Royal Bank of Scotland (RBS)-- además del Deutsche Bank y dos bancos regionales alemanes.

Asimismo, los italianos BPM y UBI, así como el francés Société Générale tampoco superaron bien este examen.

En cuanto a las cuatro entidades españolas, que superaron bien las pruebas, el orden de acuerdo a su solvencia es: Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell.

El Banco de Sabadell es el que vería reducir más sus fondos propios "duros" y llegar al nivel más bajo, 7,58% en 2020, en el escenario más pesimista.

Los otros tres bancos españoles puestos a prueba verían disminuir sus fondos propios "duros" de una forma menos brutal. En 2020, tendrían un ratio de estos fondos de alrededor 9% cada una.

- ¿Cómo funcionan estos tests?

Basados en los balances de finales de 2017, los bancos enfrentan a una caída del 2,7% del PIB europeo entre los años 2018 y 2020, emparejada a una subida del índice de desempleo de 3,3 puntos, devolviendo a este último a la situación de 2009 durante la crisis financiera.

Se integraron los riesgos económicos relacionados con el Brexit, especialmente el impacto en los intercambios comerciales y en los mercados financieros. También se evaluaron la caída de los precios inmobiliarios, las importantes pérdidas en las obligaciones del Estado o las sanciones financieras por la malversación de los directivos de los bancos.

La ABE, criticada en el pasado por sus pruebas demasiado laxas, que no permitieron detectar las debilidades de algunas entidades, aseguró esta vez que esta nueva serie, la tercera desde la instalación del MSU en 2014, superó en rigor a las pruebas realizadas por el regulador estadounidense.

También se tuvo en cuenta una nueva regla contable, que obliga a los bancos a integrar más rápido en su balance posibles pérdidas en los créditos o en otros activos financieros de riesgo.

- ¿Qué consecuencias tendrán?

Al igual que en 2016, no habrá ningún banco que haya "aprobado" o "suspendido". No se quiso fijar un umbral arbitrario de capital a alcanzar una vez superada la prueba. Estos tests "servirán como diagnóstico y podrán en algunos casos acelerar medidas correctivas", explicó la federación alemana BdB.

Si hay bancos que muestran un fuerte deterioro de su ratio de fondos propios, con amortiguadores de seguridad reglamentarios, el supervisor los tendrá en cuenta para calibrar las necesidades de capital suplementario, sin automatismos. El BCE quiere integrar los resultados de estos tests en su actual campaña de evaluación de los bancos, programada para enero de 2019.

Para esta fecha, se recomendará a los bancos de la zona euro un nivel de fondos propios, con un umbral por debajo del cual deberán reducir el pago de dividendos y bonos.




Te puede interesar