Desde Sídney (AFP)

Australia concede USD 340 millones de ayuda en materia climática a islas del Pacífico

El gobierno australiano anunció este martes un paquete de 500 millones de dólares australianos (340 millones de dólares) para ayudar a enfrentar el cambio climático a países del océano Pacífico, que cada vez reclaman con más fuerza a su poderoso vecino que frene sus emisiones de carbono.

Pacific, summit, Australia, politics, environment
Una mina de carbón en Bulga, al norte de Sídney, en noviembre de 2015 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gobierno australiano anunció este martes un paquete de 500 millones de dólares australianos (340 millones de dólares) para ayudar a enfrentar el cambio climático a países del océano Pacífico, que cada vez reclaman con más fuerza a su poderoso vecino que frene sus emisiones de carbono.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, señaló que esta suma, procedente del presupuesto para ayuda internacional, ayudará a las islas del Pacífico a invertir en energías renovables y a reforzar sus capacidades para luchar contra los efectos del cambio climático.

El mandatario, criticado por su postura escéptica respecto al calentamiento global, hizo este anuncio antes de viajar a Tuvalu para el Foro de Islas del Pacífico (FIP), que reúne a 16 países de Oceanía, al territorio francés de Nueva Caledonia y a la Polinesia francesa, y que estará dedicado en gran parte al cambio climático, que tiene importantes efectos en las islas de la región.

Los territorios insulares poco elevados podrían desaparecer debido al ascenso del nivel del mar. Además, muchas de estas islas son golpeadas a menudo por devastadores ciclones.

Este año, hasta los Estados miembros más pequeños, como Tuvalu, Palaos y Vanuatu, denunciaron la ausencia de esfuerzos por parte de Australia en materia climática.

El primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, afirmó el lunes que la dependencia de Canberra del carbón representa una "amenaza existencial" para estas islas.

Pero Morrison defendió el balance de su país en materia climática, afirmando que Australia cumplirá los objetivos fijados por el Acuerdo de París en materia de reducción de emisiones para el año 2030.

"Los 500 millones de dólares australianos que estamos invirtiendo en energías renovables en el Pacífico y su capacidad de resiliencia ante el cambio climático y las catástrofes se suman a los 300 millones de dólares del periodo 2016-2020", señaló en un comunicado.

"Eso demuestra no solo nuestro compromiso con el respeto de nuestras obligaciones en materia de reducción de emisiones, sino también nuestra voluntad de apoyar a nuestros vecinos y amigos", aseguró.




Te puede interesar