Complejo Arqueológico de Tanka Tanka en Puno

Es un sitio de origen Lupaka, cultura ancestral que se estableció en la zona sur altiplánica de la Región de Puno.


Complejo Arqueológico de Tanka Tanka

Novedades en Facebook

 

Complejo Arqueológico de Tanka Tanka
Ubicación: Ubicado a 22.50 km al oeste de Desaguadero, sobre la carretera Binacional Desaguadero a Moquegua, y a 173 km al suroeste de la ciudad de Puno.
Puno - Perú
   
Horario de Visita
Lunes a domingo: 9:00am. a 5:00pm.
   
Tarifas
Adultos:  
Estudiantes de educación superior:  
Escolares y niños hasta 12 años:  

 

INFORMACIÓN

El Complejo arqueológico de Tanka Tanka se ubica a 22.50 km al oeste de Desaguadero, sobre la carretera Binacional Desaguadero a Moquegua, y a 173 km al suroeste de la ciudad de Puno, sobre una cima ocupando un área aproximada de 20 has.

Es un sitio de origen Lupaka, cultura ancestral que se estableció en la zona sur altiplánica de la Región de Puno.


Después del periodo Tiawanaku (400 a.C a 1,100 d.C) surgieron los señoríos o estados políticos independientes, entre ellos Lupakas, Kollas, Pacajes, Omasuyos, etc. Hoy, al llegar a Tanka Tanka desde lejos se divisa un gran escarabajo, que en quechua significa acatanka que da nombre al sitio arqueológico, se dice que era primo del Dios Sol debido a dos razones, por tener treinta dedos en las patas y por no tener hembra, por ello en su honor los antiguos habitantes del altiplano erigieron un gran centro.

El complejo se compone de una fortaleza interior con 5 murallas principales y 3 secundarias, así como de chullpas, torres funerarias, y otros vestigios que deben ser investigados y estudiados. Las formas de las chullpas y torres son cuadradas, y cónicas de base redonda y cúspide ovalada.


Así mismo se puede observar canchas o espacios grandes entre las murallas, estructuras de carácter productivo con vestigios de andenerías y sistemas de ingeniería hidráulica, monolitos, calles y callejones, y pintura rupestre. Fue un centro para rituales o adoratorio dedicado al ídolo tanka.

Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2001, y constituye una unidad paisajística cultural con un extraordinario potencial histórico y turístico para el futuro desarrollo del departamento de Puno y del país.

Fuente:  http://punoandino.art.officelive.com

 

 

Mapa



Otros Lugares cercanos »

Centro Ceremonial Cahuachi »

Complejo arqueológico que pertenece a la cultura Nazca (Intermedio Temprano, 200 a.C.-700 d.C.). Está compuesto por varias pirámides truncas construidas en adobe, muchas de las cuales fueron abandonadas durante los siglos V y VI d.C. Existen también estructuras que cuentan con un patio abierto de un lado y una amplia terraza con recintos techados.

Complejo Arqueológico El Brujo »

Se trata de uno de los complejos arqueológicos de mayor importancia en la costa norte del Perú. Fue construido en el periodo Precerámico, hace 5000 años. El brujo consta de 3 grandes edificaciones: la Huaca prieta, la Huaca Cortada y la Huaca de Cao Viejo, que nos ofrece unos magníficos frisos policromos en relieve, que son únicos entre los restos mochicas y murales con una amplia gama de colores y diseños. Cada una de estas pirámides llegan a medir hasta los 30 m de altura en 1.5 km de extensión.

Complejo Arqueológico de Tantamayo »

En Tantamayo existen más de 81 sitios arqueológicos, cuya arquitectura se caracteriza por sus inmensos edificios, uno de ellos de hasta 11 mts. de altura con 6 pisos de piedra y rodeados por inmensas murallas para su defensa.

Complejo Arqueológico Cumbemayo »

Paraje de singular belleza, formado por un escenario donde se conjugan el trabajo del hombre y la acción del tiempo. El conjunto se compone de tres importantes grupos arqueológicos: el Acueducto, el Santuario y las Cuevas y Abrigos.

Complejo arqueológico de Ollantaytambo »

El complejo arqueológico de Ollantaytambo fue un estratégico centro militar, religioso y agrícola. El escenario arquitectónico es de excepcional interés por el tamaño, estilo y originalidad de sus edificios.

Santuario de Choquequirao »

Choquequirao, asentamiento inca ubicado en las laderas occidentales de la cordillera de Vilcabamba sobre el río Apurímac, encierra un simbolismo particularmente significativo. Para los pobladores de su región representa el último bastión de resistencia indígena durante la conquista; para los viajeros extanjeros del siglo XIX era parada obligatoria, a pesar de la enorme dificultad de acceso; para la flora y fauna del área es un santuario que alberga a diversas especies en vías de extinción.