Fallecimiento de Julio C. Tello padre de la arqueología peruana

Un día como hoy, en el año de 1947, dejó de existir el reconocido médico y arqueólogo peruano Julio César Tello, cuyas investigaciones y trabajos contribuyeron a descubrir las civilizaciones pre incaicas Chavín y Paracas. Sus restos fueron sepultados en los jardines del Museo Nacional de Antropología y Arqueología.

Categoría: 03 de junio - Fallecimiento de Julio C. Tello padre de la arqueología peruanaEfemérides

DePeru.com | 03 de junio


 


 

El 3 de junio de 1947, falleció en Lima, el médico y antropólogo peruano, Julio César Tello, cuyos restos fueron sepultados a petición de él, en los jardines de la institución que él mismo ayudó a fundar: el Museo Nacional de Antropología y Arqueología.

Julio C. Tello nació el 11 de abril de 1880, en Huarochirí, en el departamento de Lima. Proveniente de una familia de campesinos, realizó sus estudios en su tierra natal, trasladándose luego a Lima donde continuó su educación en el Colegio Guadalupe.

Ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de donde se graduó en noviembre de 1908 como bachiller en Medicina, con la tesis “Antigüedad de la Sífilis en el Perú”.

Migró a los Estados Unidos para estudiar becado en la Universidad de Harvard, donde egresa como doctor en Ciencias Antropológicas en 1911. Luego, viajaría a Europa a continuar sus estudios de especialización en el seminario de Antropología de la Universidad de Berlín, en 1912.

En 1913 es nombrado director de la sección arqueológica del Museo de Historia Natural, hoy Museo de Arte. Fue diputado por Huarochirí en el Congreso entre los años 1917 y 1929. En 1918 emprende una expedición hacia las ruinas de Chavín, en el departamento de Áncash.

En 1925 sus trabajos lo llevan a descubrir la cultura Paracas y revelar detalles sobre la civilización Chavín. Ese mismo año se crea el Museo Nacional de Antropología y Arqueología para albergar en él los vestigios de nuestra historia. Tello se propuso reunir allí colecciones arqueológicas que se encontraban dispersas y así mostrar la herencia patrimonial de un pasado glorioso. Ejerció también como catedrático de arqueología americana y peruana y de antropología general.

Publicó sus trabajos de investigación, que daban a conocer la historia antigua del Perú y sus civilizaciones. Entre sus obras destacan Wiracocha (1923) y Arte antiguo peruano – tecnología y morfología (1938).
 

 


Ingresa a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de donde se gradúa en noviembre de 1908 como bachiller en medicina, con la tesis “Antigüedad de la Sífilis en el Perú”. 

Migra a los Estados Unidos para estudiar becado en la Universidad de Harvard, donde egresa como doctor en Ciencias Antropológicas en 1911. Luego, viajaría a Europa a continuar sus estudios de especialización en el seminario de antropología de la Universidad de Berlín, en 1912. 

En 1913 es nombrado director de la sección arqueológica del Museo de Historia Natural, hoy Museo de Arte. 

Fue diputado por Huarochirí en el Congreso entre los años 1917 y 1929. 
En 1918 emprende una expedición hacia las ruinas de Chavín, en el departamento de Ancash. 

En 1925 sus trabajos lo llevan a descubrir la cultura Paracas y revelar detalles sobre la civilización Chavín. Ese mismo año se crea el Museo Nacional de Antropología y Arqueología para albergar en él los vestigios de nuestra historia. Tello se propuso reunir allí colecciones arqueológicas que se encontraban dispersas y así mostrar la herencia patrimonial de un pasado glorioso. 

Ejerció también como catedrático de arqueología americana y peruana y de antropología general. 

Publicó sus trabajos de investigación, que daban a conocer la historia antigua del Perú y sus civilizaciones. Entre sus obras destacan “Wiracocha” (1923) y “Arte antiguo peruano – tecnología y morfología” (1938). 

Falleció el 3 de junio de 1947, siendo sepultado a petición suya en los jardines de la institución que él mismo ayudó a fundar: el Museo Nacional de Antropología y Arqueología.