Santoral - 29 de enero

Fecha en que se recuerda el nombramiento de santos por parte de la Iglesia Católica.

Categoría: 29 de enero - Santoral - 29 de eneroSantoral

DePeru.com | 29 de enero



Santa Radegunda de Treviño


 

29 de enero: 

 

  • Beato Bronislao Buenaventura Markiewicz

Nació el 13 de julio de 1842 en Pruchnik, Polonia, recibió de su familia una fuerte formación católica. En 1863 entró al Seminario Mayor de Przemysl. Fue ordenado sacerdote el 15 de septiembre de 1867. Se dedicó por seis años al trabajo pastoral, como vicario en la parroquia de Harta y en la Catedral de Przemyśl, estudió dos años pedagogía, filosofía e historia en la Universidad de Leópolis y de Cracovia.

Hizo los votos religiosos el 25 de marzo de 1887. En 1889 enfermó de tisis, ya recuperado, regresó a Polonia para asumir el cargo de párroco de Miejsce Piastowe, en la diócesis de origen Przemyśl.

Desarrollo una incansable labor de orientación espiritual, dedicándose a la juventud pobre y huérfana.

En 1897 fundó dos nuevas congregaciones religiosas para masculina y femenina.

Falleció el 29 de enero de 1912.

 

  • Beata  Boleslava María Lament

Nació el 3 de julio de 1862 en Lowicz, Polonia. Boleslava luego de terminar el colegio fue a una escuela de artes y profesiones donde consiguió el diploma de modista, luego abrió con su hermana Stanislava, una casa de modas.

A los 22 años, en 1884, entró a la Congregación de la Familia de María, que se organizaba en Varsovia, secretamente debido a las persecuciones zaristas.

Años después funda la Congregación de las Hermanas Misioneras de la Sagrada Familia, con el fin de fomentar la unión entre los cristianos, ayudar a los necesitados y educar a los jóvenes.

 

  • Beata  Villana de Bottis

Nació en Florencia en 1322, vivió una adolescencia religiosa, se casó con Rosso Benitendi, que la puso en contacto con un ambiente frívolo, mientras se preparaba para una fiesta frente al espejo, tuvo una visión del demonio que hizo que volviera a la vida cristiana.

Tomó el hábito de las hermanas de la Penitencia en Santo Domingo, se dedicó al estudio de la Biblia, vivió en austeridad y fue generosa con los necesitados, repartió sus bienes entre los pobres.

Murió a los 29 años, el 29 de enero de 1361.

 

  • San Afraates

Se sabe de San Afraates que nació en el paganismo y que se convirtió a la religión cristiana, cambió su nombre por el de Santiago.

Afraates es autor de 23 tratados o demostraciones, cada uno de ellos empezando por una letra del alfabeto siríaco, las compuso en Persia bajo el reinado de Sapor.

La obra de Afraates es una síntesis de toda la doctrina cristiana. Fue un gran maestro de vida espiritual. Vivió una vida de santidad, predicó y polemizó por defender su fe.

 

  • Santa Radegunda de Treviño

Nació en España, visita los Santos Lugares de Roma, aunque con poca salud disfruta de su viaje, de regreso a España, habita una pobre habitación donde puede observar los santos oficios de la iglesia. Se dedica al ayuno y oración. Muere el 29 de enero de 1152.

 

  • San Sulpicio Severo

Se sabe que contrajo matrimonio con una joven de su ciudad en Francia,  en el año 553. Era abogado y tenía buenos ingresos pero no se sentía satisfecho con su vida, luego habló con su mujer sobre sus planes religiosos.  Se mudó a la ciudad de Carcasona, donde escribió muchos libros, e hizo estudios sobre San Paulino de Nola, San Jerónimo y otros personajes.

No se sabe la edad en que murió, probablemente rondaba entre los 50 a 80 años.

 

  • San Gildas de Rhuys

Se cree que nació en el oeste de Inglaterra, hizo vida eremítica, visitó Irlanda e influyó en el desarrollo de la Iglesia Irlandesa.

De él se conserva la obra más antigua sobre la historia de Inglaterra. “De Excidio Britannie” o “Sobre la Ruina de Britania”, sermón que consta de tres partes donde condena actos de sus contemporáneos laicos y religiosos.

Fundó el monasterio de Rhuys junto al mar, murió en la isla de Houat en el año 570.

 

  • San Serrano (Asturio Anulino)

Fue obispo de la diócesis de Toletum y el primer obispo de la diócesis complutense. En 1412 a través de una visión pudo saber donde estaban enterrados los restos de los santos niños, Justo y Pastor. Cuando hallo los restos, decidió que se construya un templo en honor a los santos, luego renunció a su plaza en la sede toledanna para quedarse en Complutum y fundar una nueva diócesis.

Fuente: [catholic.net] [Wikipedia.org]