¿Cómo se debe abordar y evaluar a una persona en una emergencia?

Ante la desesperación de querer ayudar a una persona, víctima de una emergencia, no sabemos en primer lugar como proceder en apoyarla en su restablecimiento. Por ello es necesario seguir las siguientes recomendaciones que vienen a continuación.


 

 
 

 

 
Este procedimiento es un proceso ordenado para detener y controlar los problemas que amenazan la vida de una persona a corto plazo.
 
Recordemos que las funciones vitales que se toman en cuenta para evaluar a una victima son: la conciencia, la circulación y la respiración.
 
Antes de ayudar a una victima, debemos:
 
  • En primer lugar, priorizar la seguridad, protección y bienestar del Socorrista (el que va a auxiliar a la víctima).
  • En segundo lugar, se debe proteger y brindar seguridad y bienestar a la víctima (el que va a recibir la atención o ayuda).
  • En tercer lugar, se debe mantener al entorno (curiosos, personas, entre otros) lejos del lugar, para atender sin dificultades a la víctima.
 
Para abordar a la persona, víctima de una emergencia, debemos proceder de la siguiente manera:
 
1.-Conciencia de la Victima: Para evaluar este aspecto, se toma del hombro y se pregunta "señor o señora ¿qué le sucede, le pasa algo, me escucha?. 
 
Si no nos responde, se evalúa la respiración y circulación de la víctima. 
 
Si sigue inconsciente, presumimos que se encuentra en estado de inconsciencia. Es allí donde activamos el Sistema de Emergencia Médico Local Central de Emergencias Bomberos 1-1-6 (SELM).
 
2.-Respiración de la Victima: Para evaluar la respiración de la víctima, debemos revisar los siguientes signos:
 
  • Ver si la victima respira observando el rostro y su tórax.
  • Ver si la victima tose, verificando su rostro.
  • Ver si la víctima se mueve, verificando la cabeza, tórax y los pies.
 
3.-Circulación de la Victima: En este paso, debemos localizar el pulso, palpando la arteria carotidea en 10 segundos, la cual se encuentra en el cuello, a los costados de la tráquea.
 
Se deben emplear los dedos índice y medio de la mano, y en la posición más cercana a nosotros.
 
Si no encontramos pulso, la victima se encuentra en Paro Cardiorrespiratorio.
 
Paro Cardiorrespiratorio: Es la interrupción repentina y simultánea de la respiración y el funcionamiento del corazón, debido a la relación que existe entre el sistema respiratorio y circulatorio.
 
 
 
 
En caso que la victima sufra esta situación, se siguen los siguientes pasos:
 
  • Iniciar las compresiones del tórax de 4 a 5 centímetros, en la línea intermaxilar.
  • Crear una  línea imaginaria entre las tetillas en los varones y al centro entre los senos de las damas.
  • Si no se pudiera dar ventilaciones (respiraciones), hay que hacer 2 minutos continuos de compresiones sin parar.
  • Luego, revaluamos el pulso, y si no lo hay, se continúa atendiendo hasta la llegada del personal especializado.
Fuente: [C.G.B.V.P].