Los clíticos en la gramática

Un clítico es un elemento gramatical que se escribe como una palabra o partícula átona independiente, pero en realidad se pronuncia como parte de la palabra anterior o siguiente.



 
Los "clíticos" muestran un comportamiento intermedio entre el de un morfema ligado y una palabra. Sintácticamente, tiene un comportamiento más similar a las palabras, pero fonológicamente no es independiente de otras palabras adyacentes.
 
Los "clíticos" suelen presentar una serie de rasgos peculiares:
 
  • Son dependientes fonológicamente pero sintácticamente libres.
  • Aparecen a nivel de sintagma o de oración.
  • No pueden aparecer aisladamente en el discurso sin estar ligados a otra palabra o elemento.
  • Frecuentemente tienen un significado gramatical más que léxico.
  • Pertenecen a una clase cerrada, como los pronombres, las preposiciones, los verbos auxiliares y las conjunciones.
  • Normalmente se colocan en la separación de otras palabras, más allá del alcance de los afijos de derivación y flexión.
  • Muchas veces pueden funcionar con varios tipos de categorías sintácticas, a diferencia de los morfemas ligados.
  • Fonológicamente son inacentuados.
 
En nuestro idioma, son clíticos los artículos el, la, lo, los, las; que también fungen como pronombres clíticos de un verbo (que señalan objeto directo o indirecto pronominal). 
 
En el análisis generativo se ha propuesto que los sintagmas con un clítico al frente son sintagmas determinantes (SD) más que sintagmas nominales, ya que es el clítico el que debe considerarse núcleo de dicho sintagma. 
 
Ejemplo: 
 
Cómete [la manzana] (SD).
Cómete[la] (SD).