Se escribe se fijó en que y no se fijó que

Cuando el verbo fijarse significa "reparar en algo o darse cuenta" se construye con un complemento introducido por la preposición en, por lo que la expresión correcta es se fijó en que, no, se fijó que.



 

Incorrecto:

''Se fijó que lucía el anillo de compromiso de zafiro'';
''No se fijó que había una señal que restringía el paso de vehículos''.

Correcto:

''Se fijó en que lucía el anillo de compromiso de zafiro''»,
''No se fijó en que había una señal que restringía el paso de vehículos''.

En estos casos fijarse exige un complemento introducido por en (''se fijó en él''), aunque en vaya seguida de que (''se fijó en que una de las víctimas era muy joven''). La supresión de la preposición lleva al frecuente error denominado queísmo.

Sin embargo, cuando este verbo se usa con el sentido de 'determinar o establecer algo', fijar se construye sin la preposición: ''Se fijó que el acuerdo tendría lugar antes del mes de mayo''. Lo mismo ocurre si se utiliza en forma imperativa: ''Fíjate qué suave''.