Los vulgarismos

Vulgarismo es uno de los nombres dados a las formas lingüísticas menos prestigiosas, impropias del habla culta y que en gran parte de los casos no están aceptadas por las instituciones oficiales dedicadas a la lengua.



 

Estos pueden clasificarse en léxicos, prosódicos, morfológicos y sintácticos.

Es común que las innovaciones sean tenidas por menos prodigiosas y las formas más conservadoras tengan más prestigio. Esto es así incluso en el caso de que la forma innovadora sea la usada en la práctica por la totalidad de los hablantes.

En los siguientes ejemplos, formas innovadoras mayoritariamente usadas en España, y sin embargo, menos prestigiosas, son: andé, sentaros, iros... Y también, en gran parte de España y partes de América, mirastes, cantastes. En otras partes del mundo, hay palabras como había y hubieron, que son despreciadas por los sectores más tradicionales de la sociedad.

Cuando una forma antigua ha caído en desuso, la moderna adquiere prestigio perdiendo su carácter vulgar, En esos casos, a la forma anticuada se le denomina arcaísmo y sólo se emplea en hablas muy conservadoras, tales como el lenguaje jurídico.

También se da el caso de competencia entre formas igualmente antiguas, una de las cuales es tenida por menos prestigiosa. Por ejemplo estonces (forma menos prestigiosa) frente a entonces.[

El diferente prestigio de las distintas formas es una cuestión puramente social (por más que a veces se intente dar justificaciones lingüísticas como la etimología o la lógica de la lengua). Ninguna forma es mejor que otra en sí misma

En las sociedades en las que existen instituciones oficiales dedicadas a la lengua —como es el caso de España con la Real Academia Española— las directrices de tales organismos suelen tener gran influencia en la consideración de prestigiosa o no de cada una de las formas por parte de los hablantes. El diferente prestigio de las distintas formas lingüísticas es un factor importante en la evolución de una lengua

Ejemplos de vulgarismos:

 

Vulgarismo Forma correcta
Abuja/Buja Aguja
Acituna Aceituna
A costilla de A costa de
Afixia Asfixia
Alborto Aborto
Alcahueta Alcahuete
Alcólico Alcohólico
Alitaques Alicates
Almóndiga Albóndiga
Amoto Moto
Ande/Onde Donde
Andé Anduve
Ansina/Asín Así
Aora Ahora
Arrascar Rascar
Arvellana Avellana
Asentarse Sentarse
Asquí Aquí
Ayer lleguemos Ayer llegamos
Bridrio Vidrio
Carnecería/Carnería Carnicería
Cizañoso Cizañero/ra
Clipsadora Grapadora
Cocreta/Cocleta Croqueta
Cónyugue Cónyuge
¿Cuála? ¿Cuál? (refiriéndose a femenino)
Cualquiera cosa Cualquier cosa
Dea
Diabetis Diabetes
Dientrífico Dentífrico
Efisema Enfisema
Embistir Embestir
Emprestar Prestar
Estea Esté
Estijeras Tijeras
Estonces/Entoces Entonces
Estuata Estatua
Florestería Florería/Floristería
Furboneta/Fragoneta Furgoneta
Gabina Cabina
Grabiel Gabriel
Habemos Hemos/Somos/Estamos1
Haiga Haya
Hechar Echar
Inagurar Inaugurar
Indición Inyección
Inritación Irritación
Ir (imperativo) Id
Iros Idos
Juegar Jugar
Largatija Lagartija
Mejón Mejor
Malacatón Melocotón
Menistro Ministro
Menumento/Molumento Monumento
Micohondra Microhondas
miniestra Menestra
Mirastes Miraste
Me se cae Se me cae
Mondarina Mandarina
Moniato Boniato
Nobato Novato
Nuevecientos Novecientos
Oe Oye
Omnio Ohmio
¿Ontás? ¿Dónde estás?
Pantión Panteón
Pelión Peleón
Pitacho Pistacho
Pómpora Pompa (burbuja)
Pos, caro Pues, claro
Preveer 2 Prever
Próstota Próstata
Pusiendo Poniendo
¡¿Qué pachó?! ¿Qué pasó?
Rencorista Rencoroso
Resfalar Resbalar
Relutador Rotulador
Sai Seis
Se asomó cayéndose Se asomó y se cayó
Sentaros Sentaos
Sofales Sofás
Terapista Terapeuta
Tirejas Tijeras
Trenta Treinta
Yo te aprendo Yo te enseño
07:60 08:00