La Oración Subordinada

Una oración subordinada, denominada secundaria, es una oración que depende estructuralmente del núcleo de otra oración, llamada oración principal.



 

Es decir, la oración subordinada es una oración que a su vez, es un constituyente sintáctico de otro sintagma que no es oración. Y por tanto, la oración subordinada no tiene una autonomía sintáctica (si es considerada sola) y es "subordinada" por otra, siendo locuciones adverbiales o conjunciones. La oración subordinada puede ser explícita (verbo conjugado en un modo finito) o implícita (el verbo está conjugado en un modo indefinido).

Las oraciones subordinadas son aquellas en las que entre las proposiciones se establece una dependencia sintáctica. En este tipo de oraciones, la proposición subordinada desempeña función dentro de la proposición principal.

Ejemplo de oración subordinada:

    " Me pidió que le dejara verlo mañana."

En las lenguas indoeuropeas las oraciones subordinadas explícitas requieren o pueden llevar un complementador que las introduzca:

    (inglés) John believes [(that) [Mary is lying]] 'Juan cree que María está mintiendo'.
    (español) Juan cree [que [María miente]].
    (latín) Timeo [ne [veniat]] 'Temo que venga'.

En cambio oraciones subordinadas implícitas o no finitas suelen carecer de complementador:

    (español) Juan parece [ PRO dormir]
    (inglés) I want [him to come].

Funciones y tipos de subordinadas en español:

En la gramática del español, tradicionalmente se han clasificado las oraciones subordinadas según el tipo de función que realizan dentro de la oración principal:

  •     Sustantivas: La proposición subordinada puede desempeñar la función de:

    Sujeto "Me disgusta que seas así"
    Objeto directo "Me dijo que iría a verte"
    Atributo "Mi sueño es que tenga buena nota"
    Suplemento "La televisión informa que no hay huelga"
    Complemento del nombre "Tengo la sospecha de que van a decírselo"
    Complemento del adjetivo "Estoy convencido de que aprobaré"
    Complemento del adverbio "Nos avisó que no vendría"

 

  • Adjetivas o relativas: La proposición subordinada funciona como adyacente de su antecedente. El antecedente es un sustantivo, pronombre o elemento nominal que aparece en la proposición principal y al que se refiere el relativo. Pueden ser especificativas o explicativas.En español éstas son explícitas y se introducen por un pronombre relativo que realiza una función sintáctica dentro de la oración subordinada: El hombre [[que] viste ayer] es el presidente.

    "Los alumnos, que eran muy listos, acertaron la respuesta".

 

  • Adverbiales: Las reconocemos porque podemos sustituirlas por un adverbio. Generalmente la proposición subordinada desempeña la función de complemento circunstancial de la proposición principal. Se clasifican en circunstanciales y no circunstanciales.

    "He colocado el cuadro donde me dijiste".

 

  • Adjetivas sustantivadas: Cuando el pronombre relativo (que, cual quién)que puede ir precedido de artículos, no tiene un antecedente expreso en la proposición.

    "El que llamó era mi abuelo"




nathaly de ecuador/guayaquil, el 30/10/2013 - 12:47 AM

eeeeeeeeeeeeeeeeeee
si tiene algo de sntido pa mi
pero no me sirve mucho esta información