Danzas Peruanas

La danza de los negritos de Huánuco

La danza de los negritos, conocida también como la "Cofradía de los Negritos", es una danza folclórica original de Huánuco y está ligada a las festividades de la Navidad y los Reyes Magos.


Lectura .
Anterior Siguiente

 

abc

 


 

En Huánuco, esta danza va evocando a través del ritmo candencioso, el esplendor de pasadas épocas virreinales y el trabajo en los campos agrícolas. También constituye una expresión genuina de la alegría por su libertad y emancipación.

Historia

En la época colonial, los patrones daban libertad a los esclavos desde el 24 de diciembre hasta el 6 de enero. Esos días, eran aprovechados por los esclavos para celebrar la Navidad, vistiendo los nacimientos que lucían en las casas de las familias más pudientes. A partir del Decreto promulgado por Ramón Castilla sobre la libertad de los negros, el 13 de diciembre de 1854, las cofradías hicieron su aparición en las calles, visitando no solo los nacimientos sino también las iglesias, donde bailaban y bebías. Los dueños de los nacimientos en recompensa les invitaban huarapo, shacta, años después el locro. Así lo hicieron los años sucesivos y de esta manera se institucionalizó el baile y danza de los negritos.

Con el paso de los años, los hombres de color fueron extinguiéndose, por lo que fueron remplazados por los mestizos y luego por los blancos. Como la danza era de negritos, éstos tuvieron que confeccionarse máscaras.

Carnaval

El carnaval huanuqueño se desarrolla entre el 20 de enero y el 20 de febrero. En él se desarrollan una serie de actos, como la entrada triunfal a la ciudad de don Calixto, el rey del carnaval. Destacan también el juego de ''los compadres'' y ''las comadres'', en conjunto con el alado y el corte de árbol (pacae) en los diferentes barrios de la ciudad, que lucen decorados según sus costumbres.

La danza

Durante la celebración de la Navidad, los integrantes de diferentes cofradías bailan por las calles de Huánuco ante la población, compitiendo entre ellos en cuanto al lucimiento de su vestimenta, agilidad y destreza al compás de la música afro-hispana.

El inicio del baile es realizado por ''los caporales'', representados por dos negros con los rostros cubiertos con máscaras relucientes de cuero, elegantemente vestidos con trajes de terciopelo oscuro, bordados con hilos de oro y plata, cintas de cristal, lentejuelas, se atavían con adornos caprichosos que cuelgan de su pecho y en los hombros portan charreteras doradas.

Complementan su vestimenta con vistosos sombreros de plumas de colores encendidos, colocándose cascabeles en las piernas para llevar conjuntamente con sonoras campanillas de bronce y gruesos látigos, el compás de su música contagiante, son los que señalan a la cuadrilla los pasos a seguir.

Otro personaje de raída chaqueta y larguísima barba constituye un integrante importante de la danza, es el "corochano", que representa mediante su máscara a un viejo hidalgo de la nobleza española, quien con su matraca y látigo que agita constantemente gasta bromas al público y asusta a los niños.

Las manifestaciones de alegría y danzas de la cuadrilla de los negritos con los demás personajes, es realizada alrededor de dos figuras centrales: ''el turco'' y ''la dama'', símbolos de la nobleza española y propietarios de la hacienda, quienes eran los dueños de los esclavos hasta el momento de su liberación. Otro personaje es el ''abanderado'', de raza blanca, que cubre su rostro con una careta de dicho color, quien se desplaza entre los negritos portando una bandera de libertad.

Movimientos de los negritos

Consiste en el desfile de la cuadrilla por las calles de la ciudad haciendo visitas a los templos de Huánuco Instituciones públicas y nacimientos del niño Jesús se desplaza en columna de dos, ejecutando las danzas al compás de la música en forma sincronizado derrochando la belleza en coreografía y vestimenta.

Mudanzas: Llamadas figuras o números que se ejecutan en el frontis de los templos, instituciones públicas y domicilios donde hay nacimientos del Niño Jesús. Las mudanzas puede ser de 4 a 12 o más figuras.

Los caporales se ubican a los extremos de las dos columnas desde allí se desplazan con pasos rítmicos dando ligeros saltidos hacia adelante con un pie y el otro suspendido, al encontrarse en el centro, inician a demostrar la figura que consiste en ciertos movimientos sincronizados por ambos caporales. Tras estos movimientos, regresan a su posición inicial.

La adoración: Son realizados delante de la imagen del Niño Jesús, sea en el interior o en el frontis del templo o domicilio donde haya nacimientos, todos sin castorinas ni sombreros, solo con las máscaras.

Los caporales y pampas en pareja, se desplazan ante el Niño. Uno de ellos se arrodilla y el otro da vuelta alrededor de su compañero con las manos hacia arriba agitando la campanilla a manera de palmada demostrando su alegría por el nacimiento del Niño Jesús.

Terminado la adoración por parte de los negritos o pampas los corochanos se acercan a la imagen en columna, tomando con las manos las puntas de las levitas y danzan delante del Niño, dando palmadas a sus cabezas calvas, en son de alegría por el Nacimiento.

 




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos