El Carnaval Cerreño (Pasco)

El Carnaval Cerreño en Pasco es una de las tradiciones más antiguas de la sierra del Perú, donde con alegría, jolgorio y mucha picardía, niños, jóvenes y adultos toman las principales calles de Cerro de Pasco para jugar con harina, serpentina y globos con agua y divertirse con esta costumbre.



Durante estos días de fiesta, se hace importante la interpretación de la muliza y el huayno cerreño, además del Rey Momo, la Reyna Pimienta, la Reyna Canela, la lectura del mando y el mensaje que tradicionalmente se lee en el pueblo desde 1980.

El Carnaval Cerreño se originó en 1880 con la fundación del primer club carnavalesco llamado "Calixto" y que desapareció en 1912 por la muerte de su entonces presidente, Sebastián Estrella Roble. En dicho club se formó la "Calixtrada", que rinde homenaje al ciudadano español Don Calixto de la Gazcuña y que se transformó en danza indispensable durante el carnaval.

Antiguamente, para la fiesta de Carnaval, los cerreños se agrupaban en los clubes carnavalescos, existiendo así Don Calixto, Don Vulcano, Don Apolo, La Lira Cerreña y el Tahuantinsuyo. De estos clubes, solo sobreviven algunos como Don Vulcano, grupo que respeta las tradiciones de  antaño cuando estos clubes se anticipaban al carnaval encargando a Lima los disfraces a utilizar durante los días festivos.

Treinta días antes del carnaval, los clubes carnavalescos componían las mulizas, yaravíes, huaynos tristes y otros temas para engalanar la celebración.

El Carnaval Cerreño empieza por lo general los días sábado con la aparición de una comparsa integrada por innumerables personajes disfrazados denominados "El Correo". De una manera estrafalaria y alegre aparecen payasos, frailes, príncipes, gitanos, entre otros, quienes toman las calles sorprendiendo a propios y extraños lo que significa que la gran fiesta del carnaval ha empezado.

En el día central, las comparsas dan lectura al "Bando", un texto jocoso donde aparece "Don Calixto" dando frases irónicas sobre las autoridades del lugar y otros personajes públicos. Tampoco olvidemos los edictos dictados por el Rey Momo, que en antaño eran publicados por cada club para su cumplimiento durante el Carnaval y leídos por un pregonero en las plazas y calles.

El Carnaval Cerreño se caracteriza por sus huaynos interpretados por músicos nacidos en Cerro de Pasco. Esta tradición perdura como la presentación de la Reina del Carnaval en carros alegóricos y los chalanes montados a caballo.

El Carnaval Cerreño termina con la quema del Ño Carnavalón en el miércoles de ceniza y acompañado de sus apenadas viudas y su posterior lectura de testamento.

Así culmina el Carnaval Cerreño, una auténtica fiesta popular a más de 4380 metros sobre el nivel del mar.




Otros temas de Carnavales Peruanos »