Desde Keith (Reino Unido) (AFP)

Un tartán con los colores de Ucrania arrasa en Escocia

En un taller de tartán del noreste de Escocia, las máquinas hilan lentamente kilómetros de telas con tonos verdes, rojos, negros, blancos y naranja, pero entre los diseños a cuadros destaca la inusual combinación de amarillo y azul, los colores de la bandera ucraniana.

GB, Ucrania, vestuario, moda, textiles, conflicto
Una trabajadora de la empresa textil Great Scot, se ocupa del tartán Ucrania para siempre el 29 de abril de 2022 en Keith, Escocia - AFP/AFP
Anterior Siguiente

En un taller de tartán del noreste de Escocia, las máquinas hilan lentamente kilómetros de telas con tonos verdes, rojos, negros, blancos y naranja, pero entre los diseños a cuadros destaca la inusual combinación de amarillo y azul, los colores de la bandera ucraniana.

En la inmensa planta donde se fabrican las telas de Macnaughton Group, uno de sus clientes, la empresa Great Scot, encargó hace unas semanas un diseño inspirado en los colores de ese país del este europeo, para recaudar fondos destinados a víctimas de la invasión rusa.

"Vimos lo que pasaba en las noticias y como muchas personas quedamos horrorizados y nos preguntamos qué podíamos hacer", explica Patrick Lewtas, jefe de operaciones de Great Scot.

Así surgió la idea de un motivo ucraniano en esa tela tradicional escocesa y de entregar las ganancias a organizaciones de beneficencia.

noticia
Dos trabajadoras dialogan en la empresa textil Great Scot, en Keith, Escocia, el 29 de abril de 2022 (AFP/AFP)

"Hemos tenido una respuesta increíble en todo el mundo", cuenta Lewtas, señalando que el nuevo diseño ha sido compartido 10.000 veces en facebook y acumula más de 140.000 "Me gusta".

El ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania celebró la originalidad en su cuenta de Twitter.

El fabricante ya vendió 3,5 kilómetros de tela, dijo a la AFP la fundadora de Great Scot, Margot Page, quien señala una demanda muy fuerte en Estados Unidos, así como en la propia Escocia, donde muchos ucranianos expatriados compran este paño.

El diseño, llamado "Ucrania para siempre", fue registrado en la oficina de patentes de Escocia y Great Scot entregará los beneficios a la asociación Ukraine Humanitarian Appeal.

"Esperamos recaudar entre 40.000 y 50.000 libras (50.000 a 63.000 dólares, 48.000 a 59.000 euros)", contó Margot Page, luciendo un cinturón de tartán rojo y verde.

- Una falda escocesa para Zelenski -

A quienes la acusan de aprovecharse de la guerra para impulsar sus ventas, Page responde que su taller, que emplea a una veintena de personas, escogió trabajar con empresas familiares, para "seguir con las tradiciones", y que esa no era la opción más rentable.

Ahora sueña con que el presidente ucraniano Volodimir Zelenski luzca una falda tradicional escocesa con el diseño amarillo y azul.

Euan Dalgliesh, director del taller de Macnaughton Group en la localidad de Keith, se siente orgulloso de hilar esa "tela nacional". "Si esto puede ayudar a otra gente, entonces es formidable", afirma.

"Siempre nos asombra la demanda de tartán. Generación tras generación, uno piensa que llega a un máximo, pero la demanda siempre aumenta", afirma.

Antiguamente, los tartanes designaban a una familia específica o un clan y simbolizaban la defensa de una identidad.

Durante 35 años, de 1747 a 1782, estuvieron prohibidos, ya que fueron asociados al movimiento jacobita contra Inglaterra, pero fueron rehabilitados y convertidos en un símbolo internacional británico y en un emblema de la nación escocesa.

El alma rebelde de esta tela fue reafirmado por el movimiento punk, que se la apropió, y reinterpretado por diseñadores como Vivienne Westwood, Alexander Macqueen o por la enseña de impermeables Burberry.

"Estamos orgullosos de nuestra historia y los ucranianos también están orgullosos de la suya", afirma Dalgliesh.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos