Desde París (AFP)

Un centenar de grandes chefs protestan contra la alianza Bayer-Monsanto

Un centenar de chefs de Francia lanzaron este martes un grito de alarma contra la alianza de Bayer y Monsanto, por considerar que amenaza la diversidad y calidad de la alimentación en todo el planeta.

Francia, genética, agronomía, farmacéutica, medioambiente
Combinación de fotografías que muestra los logotipos de Bayer, el 8 de septiembre de 2016 en Leverkusen, Alemania, y de Monsanto, el 24 de mayo de 2016 en Lillo, Bélgica - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un centenar de chefs de Francia lanzaron este martes un grito de alarma contra la alianza de Bayer y Monsanto, por considerar que amenaza la diversidad y calidad de la alimentación en todo el planeta.

En una carta abierta, los mejores cocineros de Francia proclaman que los profesionales de la restauración no pueden permanecer indiferentes a la compra del grupo estadounidense agroalimentario Monsanto por la farmacéutica alemana Bayer, anunciada la semana pasada.

"Este nuevo mastodonte de las semillas y los pesticidas tiene una ambición: controlar toda la cadena alimentaria, desde la tierra donde crece la semilla hasta el plato del consumidor", advierten los cocineros.

Entre los firmantes figuran chefs de la talla del argentino Mauro Colagreco, considerado como el mejor de Francia por la guía británica Best Restaurant, o cocineros con tres estrellas en la guía Michelin, como Yannick Alleno y Michel Bras.

Según los profesionales de la alta gastronomía, la fusión de Bayer y Monsanto busca "aumentar sus actividades, y por lo tanto sus beneficios, en todos los continentes, en desmedro de la biodiversidad y la salud de las poblaciones".

"Ardientes defensores del buen comer, comprometidos cotidianamente en la valorización de los buenos productos y los pequeños productores", los chefs aseguran que "esta fusión agroquímica constituye un peligro para nuestros platos, pero también una fuente de inquietud para los agricultores que ven limitada su libertad de plantar y de cultivar tal o cual semilla".

"La naturaleza, la diversidad y la calidad de nuestra alimentación -sostienen- no deben pasar bajo la aplanadora liberticida del grupo Beyer-Monsanto".

En Alemania, cuya sociedad se opone mayoritariamente a los transgénicos, la compra de Monsanto por parte de una de las compañías históricas de su industria ha caído como un jarro de agua fría entre las organizaciones y políticos ecologistas, que también critican con frecuencia los pesticidas de Bayer y califican ahora la fusión de "matrimonio infernal".





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos