Desde Moscú (AFP)

Un bloguero ruso crítico con el Kremlin revela su identidad

Un bloguero ruso, anónimo hasta ahora, muy activo en la redes sociales, crítico con el Kremlin y la sociedad contemporánea de su país reveló su identidad.

Rusia, política, internet
Un guardia nacional ruso apostado en un puente moscovita sobre el río Moskva, con el Kremlin de fondo, el 1 de mayo de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Un bloguero ruso, anónimo hasta ahora, muy activo en la redes sociales, crítico con el Kremlin y la sociedad contemporánea de su país reveló su identidad.

Conocido por sus duras observaciones de la vida política de Rusia, StalinGulag cuenta con 1,5 millones de seguidores en Twitter y Telegram, un servicio de mensajería encriptada.

Las especulaciones sobre su verdadera identidad ganaban peso estos últimos años, hasta que esta semana salió del anonimato y dio su nombre: Alexander Gorbunov, nacido en 1992 en Majachkala, en el Cáucaso Norte.

"Soy StalinGulag y ya no soy anónimo", escribió el jueves Gorbunov en Twitter, con un enlace a una entrevista concedida al servicio en ruso de la BBC.

Gorbunov reveló que vive en Moscú, donde ejerce como corredor de bolsa y explicó que decidió salir del anonimato tras un registro de la policía en el domicilio de sus padres, en Majachkala.

En la entrevista, se le puede ver en una silla de ruedas -asegura haber estado en una casi toda su vida-, consecuencia de una anomalía de la columna vertebral.

"El blog no era algo pensado. Llegó un poco por accidente", afirma. Gorbunov cuenta que quiso destacar los absurdos de la vida política en Rusia.

En una entrada reciente, señalaba que las televisiones rusas retransmitían sin interrupción un debate televisado de las elecciones presidenciales en Ucrania.

"Esto muestra hasta que punto se ha degradado nuestro sistema político. Es más interesante ver las elecciones en un país extranjero que tener la esperanza de que algún día podamos tener algo similar" en Rusia, escribía.

Las autoridades rusas ya intentaron en el pasado bloquear sitios de internet críticos con el poder, incluido Telegram.




Te puede interesar