Desde Brasilia (AFP)

S&P mejora la perspectiva de la nota crediticia de Brasil

La calificadora de riesgo S&P mejoró este miércoles, de estable a positiva, la perspectiva de la nota crediticia a largo plazo de Brasil, actualmente en BB-, destacando las medidas del gobierno de Jair Bolsonaro para reducir el abultado déficit fiscal.

Brasil, economía
La perspectiva positiva significa que la calificadora puede elevar en los próximos dos años la nota crediticia, actualmente en niveles considerados especulativos: BB- para la deuda a largo plazo y B para el corto plazo - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La calificadora de riesgo S&P mejoró este miércoles, de estable a positiva, la perspectiva de la nota crediticia a largo plazo de Brasil, actualmente en BB-, destacando las medidas del gobierno de Jair Bolsonaro para reducir el abultado déficit fiscal.

La perspectiva positiva significa que la calificadora puede elevar en los próximos dos años la nota crediticia, actualmente en niveles considerados especulativos: BB- para la deuda a largo plazo y B para el corto plazo.

La agencia indicó que su decisión tomaba en cuenta las medidas fiscales adoptadas "para reducir el todavía abultado" déficit.

"Ello, junto a unas tasas de interés más bajas y la implementación de la agenda gradual de reformas debería contribuir para un crecimiento y unas perspectivas de inversión más sólidos en los próximos tres años, así como a una mejora gradual de las resultados fiscales", añade.



Bajo la batuta del ministro de Economía, el neoliberal Paulo Guedes, el gobierno brasileño emprendió una impopular agenda para sanear las cuentas públicas, con la aprobación de la reforma para endurecer el régimen de jubilaciones y la privatización de empresas públicas.

Este miércoles, el Banco Central de Brasil (BCB) recortó por cuarta vez consecutiva su tasa básica, de 5% a un nuevo mínimo histórico de 4,5%, teniendo en cuenta que "el proceso de recuperación de la economía brasileña ganó tracción" en el tercer trimestre y que la inflación se encuentra "en niveles confortables".

Brasil había conquistado entre 2008 y 2009 el grado inversor de las tres principales agencias calificadoras (S&P, Moody's y Fitch Ratings), pero lo perdió en 2015, cuando se sumía en una grave recesión.

#Brasil #Economía


Te puede interesar



Quantcast